Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
25ª Reunión del Círculo de Economía

Blanco abre Cercanías a la inversión privada

Los empresarios piden al Gobierno que asuma la gravedad de la crisis

Si la financiación privada de obra pública impulsada por el Gobierno central se limitaba a las infraestructuras viarias, el panorama va a dar un giro radical a partir de ahora. Ayer, en Sitges, en la sesión inaugural de la 25ª Reunión del Círculo de Economía, el ministro de Fomento, José Blanco, anunció que dará entrada al sector privado para financiar el nuevo Plan de Cercanías de Barcelona, que dispone de un presupuesto de más de 4.000 millones de euros. Así se lo planteará Blanco al Gobierno catalán en una próxima reunión que mantendrá con el consejero de Política Territorial y Obras Públicas, Joaquim Nadal, y que podría celebrarse el próximo 25 de junio, cuando Blanco acuda a Barcelona a presentar los detalles de dicho plan ferroviario.

No es una medida nueva. Ya se aplica con asiduidad para costear la construcción de autovías y autopistas con fórmulas como el peaje en la sombra. Pero sí es insólito abrir el melón del capital privado para sufragar el multimillonario Plan de Cercanías con el fin depara "acelerar su finalización".

A la Generalitat no le parece mal, según fuentes del Departamento de Política Territorial. El tripartito preferiría la financiación pública del plan, pero, a falta de suficientes recursos y en época de vacas flacas, cualquier medida que suponga la creación de empleo con un mayor esfuerzo inversor en infraestructuras será bienvenida.

Más colaboración público-privada le había reclamado minutos antes a Blanco el presidente del Círculo de Economía, Salvador Alemany, en un contexto de menguantes fondos comunitarios, magros ingresos de las administraciones y un gasto social en aumento, y tras evocar la ayuda que puede suponer una mayor inversión en obra civil e infraestructuras. "Puede parecer que en España no se está otorgando el mismo nivel de relevancia" a los planes de activación que en los países vecinos, dijo.

Alemany aprovechó la añorada presencia de un ministro de Fomento entre los empresarios para lanzar un mensaje: no más "lenguaje vacío" sobre la recuperación. La institución reivindicó una respuesta contundente a la crisis que no se construya "desde un ingenuo 'parece que vamos mejor" y reclamó que la situación económica no se observe desde "una visión positiva basada en un voluntarismo estéril que persiga signos de recuperación prematuros, o, como mínimo, discutibles". La gravedad de la crisis debe asumirse, dijo, "sin reservas", y hace falta adoptar una actitud de "exigencia y compromiso".

ANTONIO ABAD: Cecot

"No estamos tocando fondo. La falta de liquidez ahoga a las empresas y las medidas del Gobierno de Rodríguez Zapatero no tienen un criterio claro ni son eficientes. España ha gastado más que ningún otro país de la Unión Europa y los resultados en la mejora de la actividad son decepcionantes con relación a los importes aplicados".

JORDI CLOS: GRemio de Hoteleros

"El turismo se resintió de la crisis más tarde. Si a principios de 2008 podía hablarse de crisis, en nuestro caso se agudizó entre octubre y noviembre. En 2009 hemos acusado el golpe. Y no vemos ningún brote verde. No sé si existen. Se habla de síntomas, pero no los veo. Tal vez estén más en el terreno de los deseos que en la realidad".

JOSEP MATÍNEZ VILA: Abertis

"Sólo podremos decir que se ha tocado fondo cuando los datos trimestrales de PIB o del aumento del paro se estabilicen, y aún no se ha producido. Es una crisis que sufrimos muchos países a la vez, aunque no hemos llegado a ella del mismo modo y no saldremos de ella ni al mismo tiempo, ni con los mismos impactos".

JORDI MESTRE: Caixa Sabadell

"Es prematuro establecer si la economía española ha tocado fondo. La crisis no ha afectado por igual a todos los sectores y algunos pueden ejercer de motor para generar una inercia positiva. Aun así, debemos ser prudentes con esos brotes verdes y aguardar un tiempo para conocer datos fiables. El proceso será lento y a medio plazo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de mayo de 2009

Más información