Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condenada una empresa por envasar aceite con insectos

Insectos y residuos sólidos en botellas de aceite es lo que podrían haber encontrado en Corea los clientes de una embotelladora de aceite de Estepa (Sevilla). La Audiencia de Sevilla ha condenado esta envasadora a pagar 18.325 euros por haber embotellado aceite de oliva virgen con insectos y objetos dentro de los recipientes.

La sentencia de la Sección Octava de la Audiencia considera demostrado que la existencia de esos objetos extraños causó unos perjuicios consistentes en la pérdida de la mercancía devuelta, además de los gastos de revisión en Corea de todas las botellas, el transporte de la mercancía devuelta y los gastos de personal.

La condenada, según la sentencia, recibió en 2007 el encargo de envasar en pequeñas botellas de 40 mililitros aceite virgen de oliva, para lo cual la demandante le aportó el aceite en bruto y, a través de una tercera compañía, las botellas.

Los jueces consideran que se trata de un "caso paradigmático" y desestiman el recurso de la embotelladora, que alegó en su defensa que el cliente había mostrado en principio su conformidad con las instalaciones en las que se iba a realizar el envasado.

Los jueces consideran demostrada la negligencia pues "es evidente que si dentro de las botellas había insectos y otros objetos extraños es porque el proceso de envasado no se hizo de forma adecuada, no se revisaron las botellas, los filtros no funcionaron adecuadamente o no se mantuvo el aceite aislado de cualquier tipo de contaminación en el proceso de llenado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de mayo de 2009