Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES EUROPEAS | Campaña electoral

Rajoy: "Algunos han olvidado que es muy difícil poder con el PP"

El líder del PP anima en Baleares a derrotar a los que utilizan "todo" contra el PP

Mariano Rajoy bregó ayer en Baleares, un territorio que para el PP está minado por su pasado reciente y una crisis interna acentuada por la marcha de la líder Rosa Estarás a la lista europea. Tras recorrer durante la jornada las tres islas, por la noche protagonizó un mitin en Bunyola, cera de Palma de Mallorca, ante cerca de 2.000 personas. Aunque por la mañana evitó mentar la bicha, la corrupción, sí tocó en el último acto del día este espinoso asunto. "Hemos vivido momentos difíciles", subrayó. Para a continuación hablar de los casos de presunta corrupción del PP en Murcia, donde, dijo, 40 de los 42 imputados han "quedado sin problemas", o en Canarias, donde José Manuel Soria "ha estado imputado durante mucho tiempo sin razón". Y concluyó: "Algunos han olvidado que es muy difícil poder con el PP". El líder popular, que no hizo referencia alguna al ex presidente balear Jaume Matas, ni a su gestión (2003-2007), señaló refiriéndose a los socialistas: "A pesar de estar en un Estado de derecho utilizan todo contra nosotros, y vosotros vais a derrotarlos". Sin embargo, sí homenajeó a Gabriel Cañellas, primer presidente autonómico balear, que estuvo acusado de soborno, en la época de José María Aznar.

En Baleares, el PP ha vivido momentos difíciles con más de media docena de graves escándalos ante los jueces, generados en el ex Gobierno de Jaume Matas. El patrimonio del ex presidente regional y ex ministro está bajo la lupa de la Fiscalía Anticorrupción, dos de sus ex consejeros y parlamentarios están imputados, y media docena ex directores generales, también.

La fuga de la política balear y española de Matas que se fue a EE UU y la sorprendente decisión de Estarás de concurrir a las elecciones europeas -con opciones de escaño, ya que va en el puesto 10- han propiciado la reaparición en el PP del controvertido Cañellas. Aznar le obligó a dejar sus cargos, en 1995, por cobrar un soborno de un concesionario público para financiar la campaña electoral del PP. El hecho quedó demostrado en el Tribunal Superior de Baleares pero Cañellas fue absuelto al prescribir el plazo penal de persecución del delito.Tras su apretada ruta, con tres actos en nueve horas, recrudeció sus ataques contra el presidente del Gobierno: "Incapaz de afrontar los problemas", dedicado a "insultar a todo el mundo", es una "amenaza muy clara para el bolsillo de los españoles" y "un riesgo para la economía".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 24 de mayo de 2009