Alerta sanitaria

500 militares confinados por la gripe

Chacón ordena investigar la forma en que se ha gestionado el contagio en la base -La academia ya sospechaba de un brote de H1N1 cuando recibió a los escolares

La Academia de Ingenieros de Hoyo de Manzanares (Madrid) no está en cuarentena. De una instalación en cuarentena no se puede salir ni entrar. Y de esta base no podrán salir, durante el próximo fin de semana, más de 500 militares. Casi la mitad de los que allí desarrollan su tarea. Pero sí pudieron entrar, el pasado lunes y miércoles, más de un centenar de alumnos del colegio público Virgen de la Encina, del mismo municipio. Es verdad que el lunes sólo había 13 soldados con síntomas de gripe que acudieron al botiquín. Pero el miércoles las sospechas de que existía un brote del virus H1N1 eran tan fuertes que se remitieron muestras al Instituto de Salud Carlos II, el organismo de referencia para esta enfermedad.

Hay 9 hospitalizados, 11 casos positivos y 48 sospechosos en Hoyo de Manzanares
Defensa encierra en el cuartel a los compañeros de los enfermos
Sanidad dice que los afectados son leves y responden al tratamiento
Ningún contagiado ha viajado recientemente a México

Más información

El secretario general de Sanidad, José Martínez Olmos, y la subsecretaria de Defensa, María Victoria Sanjosé, comparecieron ayer tarde en rueda de prensa, en la sede de Sanidad, para lanzar un mensaje de tranquilidad. Pero los datos que ofrecieron no fueron tranquilizadores.

Explicaron que los 11 casos de gripe confirmados en la instalación militar son todos leves y han respondido favorablemente al tratamiento. Y aclararon que los nueve ingresados en el hospital militar Gómez Ulla, a los que se espera dar de alta durante el fin de semana, no forman parte de este grupo. Es decir, que aún no se conoce el resultado de sus análisis. Ni tampoco el de los 48 militares "en estudio" que están aislados en un pabellón del mismo acuartelamiento por presentar síntomas de gripe y a los que se aplica un tratamiento preventivo con el Tamiflu, con arreglo al protocolo de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Martínez Olmos admitió que se desconoce el origen del contagio. Confirmó que ninguno de los 11 positivos ha estado en México, aunque no descartó que hayan podido contactar con personas que sí han viajado a dicho país.

Pero la principal novedad fue saber que hay otros 459 militares que han estado en contacto directo con los 48 sospechosos y a los que, a pesar de que no presentan ningún síntoma, se ha decidido "restringirles sus movimientos" para dificultar la posible difusión del virus. Es decir, no se les permite salir de la academia militar al menos hasta que pase el fin de semana.

Pese a ello, defendió la decisión de no suspender las visitas escolares al acuartelamiento de los pasados lunes y miércoles (alumnos de Primaria de entre 11 y 12 años) con el argumento de que la OMS "no aconseja restringir los movimientos de la población en general" y que los niños "no han tenido contacto cercano con personas en estudio".

No explicó, sin embargo, por qué a los militares se le aplica unos criterios diferentes y si los niños pudieron tener contacto con algunos de los 459 militares con libertad restringida, que aunque no pueden salir de la academia sí pueden moverse libremente dentro de ella. El alto cargo de Sanidad dijo "no tener constancia" de que alguno de los alumnos que visitaron el acuartelamiento tenga síntomas de gripe, aunque agregó que "no se facilita información sobre casos en estudio".

Aunque Martínez Olmos se escudó en que sólo se puede hablar de afectados por la nueva gripe cuando lo certifica el Carlos III, lo cierto es que todos los casos diagnosticados el jueves por el Hospital Militar Gómez Ulla fueron confirmados oficialmente ayer. Tanto Olmos con San José insistieron en negar que hubiera habido falta de coordinación entre sus departamentos y subrayaron que Sanidad "tuvo conocimiento desde el principio de personas en estudio".

La ministra Trinidad Jiménez dijo, sin embargo, el jueves en la Comisión de Sanidad del Congreso, y así consta en el acta de su comparecencia: "Ha sido justamente en el día de hoy cuando se ha informado al Ministerio de Sanidad y Política Social de que había seis militares ingresados en el Gómez Ulla y que estaban siendo estudiados sus casos porque habían tenido síntomas leves, pero que, debido a que tenemos activada la alerta, los servicios públicos de salud consideraban la necesidad de someterlos a seguimiento y evaluación como se hace con el resto de los ciudadanos".

Ayer por la tarde, la ministra de Defensa, Carme Chacón, ordenó la apertura de un expediente informativo para aclarar todas las circunstancias que han rodeado la gestión del brote de nueva gripe en la academia de Hoyo de Manzanares y en particular, la autorización de las visitas de escolares, según informaron anoche fuentes gubernamentales.

Brote de H1N1 en la academia

- Lunes 18 de mayo. Trece militares acuden al botiquín de la Academia de Ingenieros de Hoyo de Manzanares (Madrid) con síntomas gripales. Un grupo de alumnos de 6º de Primaria del colegio Virgen de la Encina visita el acuartelamiento.

- Martes 19 de mayo. El Instituto Militar de Medicina Preventiva envía un equipo de epidemiólogos a la academia. Defensa se pone en contacto con la Dirección General de Sanidad, según dijeron ayer ambos ministerios. Se ordena el aislamiento de un total de 57 militares con síntomas de gripe. Se envían muestras al Hospital Militar Gómez Ulla.

- Miércoles 20 de mayo. Se remiten las muestras al Instituto de la Salud Carlos III. Un segundo grupo de alumnos del colegio Virgen de la Encina visita el acuartelamiento.

- Jueves 21 de mayo. El Gómez Ulla diagnostica 11 casos de contagio por el virus H1N1. Hay seis militares hospitalizados. "Ha sido en el día de hoy cuando se ha informado al Ministerio de Sanidad", dice la ministra Trinidad Jiménez en el Congreso.

- Viernes 22 de mayo. El Instituto Carlos III confirma los 11 casos. Hay nueve militares hospitalizados, 48 en observación y 459 confinados en el acuartelamiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 23 de mayo de 2009.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete
Lo más visto en...Top 50