Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES EUROPEAS | Comienza la campaña

PSOE y PP miden fuerzas en plena crisis

El PP partía como ganador para las europeas del 7-J, pero el CIS les empata - Rajoy llega a su gran examen nacional y Zapatero verá el efecto de la recesión

Los ciudadanos parecen poco interesados de momento en las elecciones europeas -sólo el 26% de los encuestados por el CIS acierta en la fecha del 7 de junio-, pero los políticos ya no piensan en otra cosa. Tanto que se lo están tomando casi como si fueran unas elecciones generales.

Con esta idea, la de medir las fuerzas de los dos grandes partidos un año después de las generales y en plena crisis económica, cuyos efectos electorales serán evaluados por primera vez en toda España, arrancó anoche la campaña de las europeas.

Los dos grandes líderes, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy, se volcarán para dejar claro que el resultado no tendrá una lectura europea, sino nacional. Y la batalla se anuncia compleja. El PP partía como ganador y claro favorito, al menos hasta hace un mes, pero el PSOE ha ido ganando terreno hasta situarse a su lado en las encuestas. El CIS de hecho pronosticó ayer un empate con ligera ventaja para el PSOE, un resultado que sería catastrófico para el PP que da prácticamente por hecha la victoria por dos o tres puntos.

- Como si fueran generales. Desde hace meses, incluso desde que perdió las elecciones generales, Mariano Rajoy sabe que tiene una prueba definitiva para su liderazgo en las europeas. La victoria en las gallegas ha llenado de euforia al PP, pero todos saben que el verdadero examen son estas elecciones en las que se vota en toda España. Sólo con una victoria podría remontar una situación interna delicada y confirmar con hechos el cambio de ciclo político del que se habla en el PP, y meter presión al Gobierno sólo un año después de la victoria del PSOE, lo que demostraría el efecto de la crisis económica. Esa estrategia del PP, en una campaña coordinada por Ana Mato, ha hecho reaccionar al PSOE, que ha puesto su maquinaria al máximo rendimiento, con Leire Pajín a la cabeza de la campaña. Todos los dirigentes nacionales, diputados, senadores, presidentes autonómicos y alcaldes tienen su tarea, hasta el punto de que el PSOE ha programado 5.000 actos y el PP, en la oposición y por tanto con más tiempo, 10.000.

- Destinatarios.

El PSOE no oculta que su esperanza de victoria está "en los progresistas y singularmente en los jóvenes y en las mujeres". La participación de las Juventudes Socialistas de España (JSE), cuyo secretario general, Sergio Gutiérrez va en la lista europea, será más intensa que nunca, con mensajes fuertes y "provocadores". Su cartelería es del estilo del tercer vídeo de campaña del PSOE, en el que aparecen personajes intolerantes, con el mensaje evidente, aunque no se cita al PP, de que las políticas "retrógradas" son de la derecha. Los populares, indignados por este vídeo aunque no se les menciona, han respondido con otro en el que aparecen varios perros agresivos para asegurar que ellos no pretenden ese tipo de campaña. Los populares se dirigen sobre todo a su electorado más fiel, ante la previsión de una baja participación. Cree que los suyos están más movilizados para castigar al Gobierno, y por eso se conforman con movilizar a sus votantes y no lanzar mensajes estridentes para no animar a la izquierda.

- Mensajes. EL PSOE hace descansar su campaña en la red y en el contacto directo con la gente en la calle. La red social del PSOE estará muy presente en esta campaña. Pero la innovación y la tecnología se utilizará para hacer una campaña "clásica", de enfrentamiento "entre la derecha y la izquierda" para tocar "la fibra sensible de los progresistas y vayan a votar", reconocen en la dirección socialista. El PP, que también se ha volcado en la red y tiene su propia red social, se concentra en mensajes sobre la crisis económica, la idea de "más España para más Europa" y la crisis política y moral que vive tanto España como Europa.

- Candidatos y CIS. El CIS

arroja un grado de conocimiento y de valoración muy superior al candidato del PP, Jaime Mayor Oreja, frente al del PSOE, Juan Fernando López Aguilar. A este último no le conoce un 46,5% de los encuestados, y sólo un 13,9% dice que no conoce a Mayor Oreja. Aún así, el PSOE también quiere jugar a enfrentar a los candidatos: Futuro, frente al pasado, con la identificación de Mayor Oreja con José María Aznar. El PP criticará que López Aguilar ha salido rebotado de varios puestos: ministro, jefe del PSOE en Canarias...

- Las otras batallas. Convergència i Unió se presenta a estas elecciones europeas por primera vez rompiendo la coalición Galeuscat, que le unía con nacionalistas vascos (PNV) y gallegos (BNG). Estos últimos han preferido concurrir junto a opciones más independentistas como Esquerra Republicana y Aralar, lo que se interpreta como un "reajuste" hacia la centralidad de la coalición. Nacionalistas catalanes y vascos realizarán una lectura en clave 'interna' de los resultados del 7-J. Los primeros por si obtienen algún indicio que les permita recuperar la Generalitat el próximo año. Los segundos por si el electorado vasco castiga la alianza de socialistas y populares que arrebató al PNV por primera vez la Lehendakaritza, pese a ganar las recientes autonómicas en votos y escaños.

Mientras, IU-ICV tratará de hacerse con los votos de la izquierda desencantada con el PSOE y recuperar lo que pueda del voto que hace un año les abandonó.

UPyD, que se estrena en unas elecciones con circunscripción única, aspira a arrebatar votos a PP y PSOE, aunque el CIS no le augura ningún escaño.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de mayo de 2009