Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El debate sobre el estado de la nación

El PSOE acuerda la mayoría de sus resoluciones con el Grupo Mixto

Los socialistas rechazan pactar las reivindicaciones catalanas con CiU, ERC e ICV

El PSOE ha decidido llevar al extremo su estrategia de la geometría variable durante la negociación de las resoluciones que hoy se votarán en el Congreso como culminación del debate del estado de la nación. Los socialistas han puesto su suerte en manos de un rosario de partidos: Bloque Nacionalista Galego, Coalición Canaria, Izquierda Unida, Iniciativa per Catalunya, Unión del Pueblo Navarro y Nafarroa Bai. Es decir, seis diputados del Grupo Mixto y el apoyo parcial de Gaspar Llamazares (IU) y Joan Herrera (ICV), a falta de cerrar los flecos pendientes. Hasta última hora el PSOE deberá seguir negociando.

No ha habido posibilidad de acuerdo global con ERC, ya que el Grupo Socialista no ha aceptado las propuestas del grupo catalán republicano, basadas fundamentalmente en compromisos para Cataluña. Tampoco habrá acuerdo global con CiU por la misma razón: el PSOE se ha negado a entrar en los temas de la llamada "carpeta catalana", al estimar que esa negociación lleva su propio camino entre los Gobiernos central y autónomo.

El PP logra el apoyo de ERC a la mitad de sus mociones, y el de CiU y PNV en economía

En las intensas negociaciones para el debate y votación hoy de las 90 propuestas de resolución, 15 por grupo, los socialistas han arriesgado y, salvo cambios de última hora, han cerrado la puerta a acuerdos amplios con CiU y con ERC, además, por supuesto del PP. De los tres partidos catalanes (CiU, ERC e ICV), el PSOE ha rechazado las peticiones más nacionalistas como las de financiación, las de transferencias, las de la lengua o las de distintivos autonómicos en las matrículas, entre otras.

En el otro bloque, el PP ha conseguido trabar acuerdo con CiU y PNV en las propuestas económicas y, sobre todo, fiscales, aunque puede ser insuficiente para sacarlas adelante y derrotar al Gobierno. Como novedad destaca la actitud de ERC, que se abstendrá o votará en contra de todas las de los socialistas; en cambio, tiene previsto apoyar la mitad de las del PP.

CC y BNG lograrán a cambio el respaldo del PSOE a sus peticiones de inversiones para sus respectivas comunidades y la defensa del Gobierno de España de sectores clave para Galicia ante Europa, como es el lácteo.

De este debate saldrá un paso más en la consolidación del diputado de UPN, Carlos Salvador, como uno de los socios preferentes de José Luis Rodríguez Zapatero. La posibilidad de apoyo de la diputada de NaBai, Uxúe Barkos, es mucho más limitada, aunque puede haber algún apoyo concreto, en actitud muy parecida a la de Rosa Díez, de UPyD. Salvo sorpresas, de las votaciones de hoy le quedará a Zapatero un apoyo muy atomizado para la negociación de los Presupuestos, aunque se cumpla la previsión del PSOE de sacar adelante la mayoría de sus resoluciones.

Hacia la reforma laboral

El PSOE pactó ayer una resolución con CiU que incluye la negociación de la reforma del mercado laboral con los agentes sociales. El texto habla de dar entrada a entidades privadas en la recolocación de parados y propone "acabar con la dualidad del mercado laboral" entre fijos y temporales. Es decir, estudiar un nuevo tipo de contrato. Es la primera vez que el PSOE acepta esta reforma, aunque sea condicionada al acuerdo social.

Sobre las deducciones fiscales por compra de vivienda, el PSOE ha eliminado la concreción del tope de renta de 24.000 euros, pero otros partidos, como ICV e IU, le piden que se establezca un umbral más alto que el anunciado por José Luis Rodríguez Zapatero. También ha desaparecido la concreción del 5% de reducción del impuesto de sociedades para pequeñas empresas que mantengan los puestos de trabajo, otra de las propuestas estrella del presidente, que quedará para la futura negociación de la ley.

Queda imprecisa en las resoluciones del PSOE la promesa de dar un ordenador portátil a los estudiantes y se sustituye por otra genérica sobre las nuevas tecnologías en la educación. IU-ICV pide concreción para apoyarla. En las ayudas al automóvil hay acuerdo del PSOE con CiU para extenderlas a las motos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de mayo de 2009

Más información