Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Bastan dos horas de castellano?

Los expertos dicen que depende de cada escuela y piden despolitizar el debate

La tercera hora de castellano en las escuelas ha vuelto a la palestra. Ya lo estuvo hace dos años por el decreto del Gobierno central que insta a cumplir la tercera hora de castellano, que fue recurrida por la Generalitat ante el Tribunal Constitucional. Ahora ha vuelto al escaparate de la actualidad tras aprobarse, en la comisión del Parlament, el proyecto de ley de Educación catalana.

El proyecto de ley consagra la inmersión lingüística en catalán. Y esquiva por ley la obligatoriedad del decreto estatal que fija la tercera hora. Se apoya en el Estatuto, que es una ley orgánica. Sin embargo, la propia Ley Orgánica de Educación (LOE) dice que es potestad del ministerio fijar el 55% de los horarios y contenidos mínimos en las escuelas en las comunidades con dos lenguas oficiales, como Cataluña.

El nivel de catalán y castellano es similar en primaria, según Educación

La mayoría de las escuelas catalanas están impartiendo tres horas por semana de lengua catalana y dos de castellana. Muchas, además, imparten otras dos horas de lengua extranjera, mayoritariamente inglés.

Pero más allá del fragor político, que puede acabar en los tribunales -según amaga el PP-, ¿necesitan los alumnos catalanes una hora más de castellano en la escuela?

Expertos y docentes que trabajan a pie de aula con alumnos consultados por EL PAÍS (véase la página siguiente) coinciden en dos cosas. La primera, que desde la escuela hay que despolitizar el tema y afrontarlo con rigor pedagógico. La segunda, que ningún territorio es igual a otro y dar más o menos horas de castellano -como de catalán- debería depender de la zona donde esté la escuela. Si el centro está en una zona más catalanoparlante, sería bueno una hora más por semana de castellano. Y, al revés, mejor dar más catalán en áreas castellanohablantes. Algunos centros dicen que están haciendo justo eso.

Los resultados de las pruebas de competencias indican que los alumnos de primaria y secundaria tienen un nivel similar en castellano que en catalán.

En el curso 2006-2007, las competencias en castellano y catalán de los alumnos de cuarto de primaria (9-10 años) eran muy parecidas. En cuatro de las competencias medidas, dos arrojaban mejores resultados en catalán y dos en castellano, según datos de un informe del Consejo Superior de Evaluación, ligado al Departamento de Educación de la Generalitat.

A la hora de comprender la información de un texto escrito, el 81% de los alumnos de cuarto de primaria asumía la competencia en catalán y sólo el 58% en castellano. Pero si se trata de "producir un texto con orden y claridad" el 61% superaban el nivel requerido en castellano y sólo el 56% en catalán.

En cuanto a escribir usando correctamente los conocimientos lingüísticos (léxico, ortografía y morfosintaxis) el 56% superaba la prueba en castellano y sólo el 53% en catalán. Pero para comprender un texto escrito interpretando el mensaje que contiene el texto, el 79% superaba la prueba en catalán y el 75% en castellano, siempre según el citado informe.

No hay hasta la fecha una evaluación completa de final de primaria. La Generalitat la acaba de instaurar por primera vez este curso para medir el nivel de los alumnos en lengua castellana, catalana y matemáticas y extraer conclusiones.

Otro estudio de la Generalitat, de 2004, en este caso con alumnos de segundo de secundaria, (13-14 años) constata unos resultados bastante similares a los de primaria. Mejor en castellano a la hora de entender e interpretar un texto oral y mejor en catalán si se trata de entender e interpretar la información de un texto escrito.El proyecto de ley de Educación, de 114 páginas, abarca desde la etapa de infantil hasta las puertas de la Universidad y asuntos como la inmigración, la gratuidad, las lenguas, los conciertos, los currículos escolares, la autonomía de las escuelas, la evaluación de centros y profesores y la separación por género de los alumnos.

La Generalitat fijará territorialmente la proporción máxima de alumnos con necesidades educativas específicas (principalmente, inmigrantes) que pueden ser escolarizados en cada centro para evitar guetos.Los centros del futuro Servicio de Educación de Cataluña (formado por públicos y privados concertados) son gratuitos. No se puede imponer la obligación de hacer aportaciones ni vincular la escolarización a la obligatoriedad de recibir ningún servicio escolar adicional.

Opción al castellano

La lengua vehicular es el catalán. Hay opción a la escolarización en castellano hasta cinco años, como ahora. Inicialmente, una enmienda de ERC planteó reducir la opción a escolarizar en castellano a un año. Al final, se ha pactado que "en el curso escolar en el que los alumnos inicien la primera enseñanza, los padres (...) podrán instar, en el momento de la matrícula, que sus hijos e hijas reciban atención lingüística individualizada en castellano, cuando ésta sea su lengua habitual". Aun así, todos los alumnos estarán en la misma aula, como ocurre ahora. Se impartirá, al menos, una lengua extranjera.

Se podrá concertar el bachillerato y la FP, con algunos requisitos. Los centros tendrán más autonomía. Podrán "organizar el centro y definir los procedimientos para aplicar" su proyecto.

Los centros deberán tener un proyecto educativo, que tendrá que recoger al menos: los criterios pedagógicos, las prioridades y las actuaciones, o sea, los indicadores de progreso, el desarrollo de los programas, el proyecto lingüístico. Se evaluarán centros y docentes.Aunque con condiciones, se mantiene la opción de seguir separando alumnos por sexo y cobrar el concierto, a lo que ICV se opone.

Los profesores han de acreditar el nivel C2 en lengua catalana tanto a nivel oral como escrito. Y en lengua extranjera se deberá acreditar el nivel B2.

Se crean cuerpos de docentes de Cataluña, cuerpos de catedráticos, de profesores y de maestros de la Generalitat.

Resultados en catalán y castellano

- Comprender la información explicitada en un texto escrito: asumen la competencia: el 81% de los alumnos en catalán; el 58% en castellano.

- Producir un texto escrito adecuado a la necesidad comunicativa con orden y claridad: Asumen la competencia: el 56% en catalán y el 61% en castellano.

- Comprender un texto escrito interpretándolo a partir de la información y los conocimientos propios: el 79% asume la competencia en catalán y 75% en castellano.

- Producir un texto aplicando los conocimientos lingüísticos sobre léxico, ortografía y morfosintaxis: el 53% lo supera en catalán y 56% en castellano.

ISIDRO CABELLO Profesor de instituto "Siempre será mejor tres horas que dos"

"Más allá de lo politizado que pueda estar el tema, es mejor dar tres horas de castellano que dos, pero lo mismo pasa con el catalán y con el inglés", dice este catedrático de Lengua y Literatura Castellana en el instituto Investigador Blanxart, de Terrassa. "Estudiar bien una lengua requiere una duración y frecuencia. Así se revitalizan los conocimientos".

"Es cierto que en la calle oyen castellano y eso ayuda a conocerlo. Pero la lengua es un código oral y escrito. Practicarlo en la calle no basta. Los alumnos lo oyen y lo hablan, pero luego tienen cinco días para olvidarlo".

ISABEL SÁNCHEZ Directora de escuela "Depende de la zona donde esté la escuela"

"Todo depende de la realidad de cada centro. En contextos castellanoparlantes se necesita más catalán y en los catalanoparlante, más castellano", dice la directora de la escuela Ágora, del distrito de Nou Barris, en Barcelona.

"Nosotros estamos en un contexto castellanoparlante y también tenemos alumnos inmigrantes", dice Isabel Sánchez. "Damos cuatro horas de catalán en la primaria. Las estructuras lingüísticas, que son comunes, las hacemos en catalán. De castellano damos dos horas en primero y a partir de segundo una tercera hora en la que trabajamos la lectura".

F. SALMERÓN Director de escuela "Damos más catalán porque lo necesitamos"

"El tema está politizado. Cada escuela debe trabajar según su realidad. Damos dos horas de catalán por semana y dos de castellano. Pero nuestros alumnos son castellanohablantes en su inmensa mayoría y necesitamos potenciar el catalán. Por eso, impartimos en catalán una hora de estructuras lingüísticas, que son comunes en catalán y en castellano", dice Francisco Salmerón, director de la escuela pública Joan Sallarés i Pla, de Sabadell.

"De inglés, damos dos horas y media en el ciclo medio y superior, y hora y media en el inicial".

WALTER GARCÍA Asociación de padres "No acaban con peor nivel de castellano"

"Con las lenguas todo esfuerzo es poco. El nivel de castellano no es satisfactorio, en general, pero no acaban la primaria con peor nivel de castellano que de catalán", dice el presidente de la asociación de padres y madres de alumnos FAPAC, que agrupa a asociaciones de 1.883 centros públicos de primaria y secundaria.

"La ley de Educación debe mantener el margen del que disponen los centros para adaptarse a sus necesidades. Las zonas catalanoparlantes y las castellanohablantes tienen necesidades distintas", opina el presidente de FAPAC.

FERRAN FERRER Catedrático UAB "Más castellano donde el catalán es más fuerte"

"Hay que despolitizar el tema y tratarlo desde un punto de vista pedagógico. La escuela ha estado politizada y aún lo está. Eso no es bueno", dice Ferran Ferrer, catedrático de Educación Comparada de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB).

"Nos faltan estudios independientes sobre el nivel de los alumnos en catalán y en castellano para ver cómo están las cosas". Ferrer dice que no hay que obsesionarse con "si hay que hacer dos o tres horas de castellano. En zonas donde predomina el catalán puede convenir más horas de castellano y al revés", añade.

GEMMA MASIP Maestra "Hay que potenciar el catalán"

"Me parece bien aprender dos lenguas, incluso tres, pero el dominio de la propia es fundamental y se necesita un mínimo de horas para ello". Por eso, dice que la catalana "es la que más se debe potenciar".

Gemma Masip, maestra en la escuela pública de Balsareny (Bages) trabaja en un contexto mayoritariamente catalanohablante. Asegura que las "estructuras lingüísticas del catalán y el castellano son similares y esto permite tener una lengua predominante. Se necesita dominar el lenguaje en la educación inicial para garantizar un buen futuro educativo", agrega esta maestra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de mayo de 2009

Más información