Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Varias autonomías darán ayudas directas al comprador de coches

Comunidad Valenciana y Aragón se suman a Navarra y Castilla y León lo estudia - Sebastián anuncia que el Gobierno trabaja en un nuevo plan de estímulo

La receta para vender coches es la ayuda directa. Los países europeos que han implantado esa medida son un buen botón de muestra. España podría subirse a ese carro. En un entorno de debacle en el sector, con un retroceso de las matriculaciones del 45,6% en abril y del 43,7% en el primer cuatrimestre del año, las ventas de coches a particulares en Navarra subieron el 28,4% gracias a su plan de ayudas directas.

Parece que el ejemplo navarro va a empezar a cundir. La Comunidad Valenciana decidió ayer dotar con 15 millones un Plan Prever que dará 1.000 euros para la compra de un automóvil nuevo y 500 para los usados. Aragón ya prepara un plan de ayudas para renovar su parque mientras que Castilla y León lo estudia. Se trata de dar un soplo de esperanza a un sector mortecino. Madrid ha optado por una vía intermedia al aprobar la pasada semana bonificaciones del 20% del impuesto de matriculación.

CiU espera que Zapatero detalle más medidas el martes en el Congreso

Es lo que viene pidiendo el sector desde hace meses y que ayer, tras analizar la coyuntura en Barcelona, aprovechando el Salón Internacional del Automóvil, clamó con más fuerza que nunca al Gobierno. El presidente de Anfac, la patronal de los fabricantes, Francisco Javier García Sanz, planteó un plan para incentivar la compra de vehículos financiado de manera conjunta por el Gobierno, las comunidades autónomas y los propios fabricantes, similar al que acaba de ponerse en marcha en Reino Unido. El Plan Vive es "insuficiente, no podemos esperar más", suplicó García Sanz, que no habló de cantidades ni de cómo articularlo.

El Gobierno podría recoger el guante, pero todavía no lo tiene claro. El ministro de Industria, Miguel Sebastián, dijo que el Ejecutivo está trabajando en un nuevo plan de ayuda al automóvil, pero siguió apostando por el Plan Vive. "Lo importante es que el Plan Vive pueda agotarse en el tiempo", insistió el ministro, que acompañó al príncipe Felipe en la inauguración del Salón.

Lleva contabilizadas casi 51.000 operaciones, lo que ha supuesto usar 490 millones de los 700 previstos. El Ministerio calcula que se agotará en junio. Sebastián se comprometió a convocar este mes a las comunidades autónomas para abordar el nuevo plan de incentivos, pero en ningún momento se refirió a ayudas directas. Quien sí habló de ello fue el portavoz económico de CiU, Josep Sánchez Llibre, que insinuó que en el debate sobre el Estado de la Nación de la semana que viene, Zapatero podría anunciar un plan de incentivos como el que reclama el sector, a instancias de su grupo.

Los concesionarios, agrupados en la patronal Faconauto, tienen esperanzas de que la nueva vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, dé un paso al frente y rompa la cerrazón de su antecesor, Pedro Solbes. "El Gobierno estudia todos los datos", ha dicho Salgado.

La iniciativa a cuenta de las comunidades ha sido muy bien recibida por el sector. El presidente de la asociación de vendedores, Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, aplaudió el anuncio de la Generalitat valenciana. Al otro extremo, el presidente del Gobierno catalán, José Montilla, advirtió que los recursos de su Administración son "limitados" y pidió que el sector pida dinero en "otra ventanilla; no es ésta en la que toca".

Según cálculos de Anfac, con una ayuda directa de 1.500 euros por coche, en España se crearía una demanda adicional de 162.000 unidades más este año que se unirían a los 800.000 que estiman que se matricularán en el mercado español, muy lejos del récord de 2005 con 1,6 millones de turismos. Desde el año 2000, las ventas han rondado 1,5 millones de unidades. Además, Anfac ha calculado que, con estos incentivos, Hacienda saldría ganando ya que con el incremento de las ventas el erario público podría ingresar 262 millones en impuesto de matriculación e IVA.

En Europa ya son 11 los países que han optado por las ayudas directas (Austria, Francia, Alemania, Italia, Portugal, Rumania, Luxemburgo, Chipre, Eslovaquia, Holanda, Reino Unido y Polonia). Y los resultados se notan. En Alemania, las ventas de coches en abril han aumentado el 19% y el 18% en los cuatro primeros meses. En Francia las ventas cayeron solo el 4,8% hasta abril y en Italia el 7,5%.

Las plantas españolas son las principales beneficiarias de estas ayudas (se exportan ocho de cada 10 coches fabricados en suelo español). En marzo ya se notó el efecto: la producción de turismos cayó en ese mes el 4,8% cuando antes caía al ritmo del 43%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de mayo de 2009