Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Camps quiso usar la lista del PP a las europeas para hacer una crisis

La maniobra falló y dejó en evidencia al presidente del Consell

El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, intentó el pasado miércoles pilotar una crisis institucional de considerables proporciones a cuenta de la confección de la candidatura del PP al Parlamento Europeo. Camps insistió hasta última hora ante el presidente del PP nacional, Mariano Rajoy, para colocar a la presidenta de las Cortes, Milagrosa Martínez, en puesto de elección segura al Parlamento Europeo. "Yo siempre estoy a disposición del partido", reconoció ayer la presidenta de las Cortes.

La vacante de Martínez hubiese dejado expedito el camino al jefe del Consell para colocar en este puesto al vicepresidente económico, Gerardo Camps; reducir el número de vicepresidencias y acabar con el duelo que mantiene éste con el vicepresidente político, Vicente Rambla.

La maniobra, según fuentes del PP valenciano, se frustró porque Rajoy instó a Camps a incluir también a otras dos consejeras de su Gobierno -Angélica Such o Trini Miró por Alicante y Belén Juste o Maritina Hernández por Valencia-. Una operación que obligaba a Camps a abrir en canal su Gabinete y que rechazó. Rajoy se ofreció, según las mismas fuentes, a que Martínez fuese en el puesto número 24, de más que improbable elección. Oferta que hizo que el presidente de la Generalitat retirase la propuesta de Martínez y colocase en la lista a una edil oriolana afín.

Camps, que llegó a argumentar que José Manuel García Margallo -que repetirá en el número 6- no representa la cuota valenciana, se queda pues sin representación. Y ello sólo una semana después de criticar la poca influencia del PSPV -que coloca dos parlamentarios- en la lista europea.La maniobra de Camps para desplazar a la presidenta de las Cortes al Parlamento Europeo -y situar en su puesto al vicepresidente económico Gerardo Camps- hubiese reforzado al vicepresidente político, Vicente Rambla, como hombre fuerte del Consell y aspirante a la sucesión en la presidencia de la Generalitat.

Sin embargo, la fallida operación para colocar a Milagrosa Martínez en puestos de salida de la lista del PP al Parlamento Europeo no ha hecho más que aumentar el desconcierto de los populares ante unas bancadas opositoras que se muestran cada día más pizpiretas y risueñas. Hasta el punto de que los escándalos del caso Gürtel y la insólita operación para relevar a la presidenta de las Cortes e iniciar los cambios en el Consell han hecho aflorar el debate sucesorio. Un debate alimentado también por un Consell que está paralizado en la mayoría de sus carteras.

Los populares se dividen ahora entre quienes piensan que Camps aguantará la investigación por un supuesto delito de cohecho, que instruye el Tribunal Superior de Justicia, y los que consideran que por ahora solo se plantea ganar tiempo hasta que pasen las elecciones europeas del próximo mes de junio y ordenar su sucesión a medio plazo.

En este último caso, los corrillos populares especulan con la posibilidad de que Vicente Rambla, que ha ascendido en la cúpula del PP de la mano de Camps, o Rita Barberá, cuya autoridad en el partido es innegable y siempre ha mantenido su acta como diputada autonómica pese a ostentar la alcaldía de Valencia, son quienes más opciones tienen para tomar el relevo a Camps en caso de que no soporte el enorme desgaste generado por el caso Gürtel.

En este contexto, y con la evidencia de que los escándalos relacionados con la trama de empresas corruptas ha empezado a pasarle factura, el presidente de la Generalitat se desplazó ayer a Gandia para inaugurar una nueva sede del PP, informa Eva Batalla. En Gandia, Camps -que no se dejó preguntar ni en el acto de partido ni durante su visita al gasoducto construido por Gas Natural- recordó que el apoyo que los populares valencianos dieron a Rajoy en el congreso celebrado en Valencia en junio de 2008 se produjo en tiempos de "zozobra" y que este supuso el inicio de "una trayectoria ascendente, en la que el partido ha ido a mejor". Hoy en las Cortes le volverán a preguntar por el caso Gürtel.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de abril de 2009