Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cebrián critica la "inacción" del Gobierno para garantizar la supervivencia de la prensa

"La inacción de las autoridades es asombrosa. Están dispuestas a que mueran todos los periódicos". Durante su intervención en la jornada Los medios en la crisis y la crisis de los medios, organizada por la APD y Deloitte, el consejero delegado de PRISA, Juan Luis Cebrián, cuestionó así la ausencia de un plan gubernamental para garantizar la supervivencia de la prensa. Tras avanzar que los medios ingresarán este año mil millones de euros menos en publicidad y que las promociones ya no serán suficientes para mantener la circulación de los diarios, elogió el plan puesto en marcha en Francia por Nicolas Sarkozy, que abarca el aumento de la publicidad institucional o el reparto gratuito de diarios para los menores de 18 años. Frente a este modelo, lamentó que en España "se ponen trabas al sistema de distribución de prensa" y "se recorta la publicidad pública a la mitad".

Además de sufrir los efectos de la crisis global, Cebrián sostuvo que la prensa se enfrenta a un nuevo modelo, "un cambio de paradigma" derivado de la sociedad de la información. "Se ha acabado un modelo productivo y de configuración de los medios que ha perdurado durante dos siglos. Los periódicos ya no son el eje de la formación de la opinión pública o del debate político", argumentó Cebrián, para quien un periódico es "un producto del pasado" que se produce mediante sistemas arcaicos.

Pese a todo, el consejero delegado del grupo PRISA, editor de EL PAÍS, pronosticó que en un futuro existirán periódicos, aunque "no tantos como ahora", y reafirmó su idea de que si hoy tuviera que fundar EL PAÍS lo haría en la Red. "Sería más barato, rápido, eficaz y llegaría a más gente". Todas estas virtudes confluyen en Goo-gle y en las redes sociales, que se han convertido en el principal medio de distribución de noticias del mundo. En la misma línea, el directivo de Vocento Santiago Alonso dijo que Internet ha propiciado nuevos hábitos en los usuarios que obligan a replantear el negocio de la prensa. En este contexto, el gran reto "es acomodar la oferta informativa a los modos de recepción". Y ahí, las terminales móviles jugarán un papel decisivo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de abril de 2009