Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat ha contratado a cinco empresas de la trama corrupta

Orange Market, Down Town, Easy Concept, Rialgreen y Good and Better

Orange Market es considerada la terminal valenciana de la trama de empresas corruptas que destapó el juez Baltasar Garzón en la investigación del caso Gürtel y ha logrado adjudicaciones de la Generalitat por unos seis millones de euros. Hasta el grupo parlamentario del Partido Popular asume que Orange Market tiene "trascendencia pública" y acepta preguntas sobre sus relaciones con la Generalitat. Pero la investigación del grupo parlamentario de Compromís pel País Valencià sobre los contratos menores de la Consejería de Presidencia ha detectado adjudicaciones directas por importes inferiores a 12.020 euros a Down Town Consulting, en 2005 y a Easy Concept en 2007. Down Town Consulting cambió de nombre para denominarse Easy Concept en marzo de 2005, un mes después de que se le recortaran las facultades en la sociedad a Isabel Jordán Goncet, cuya declaración fue clave para imputar a Francisco Camps.

El PP rechaza 4.200 preguntas sobre sociedades incluidas en el 'caso Gürtel'

Compromís ha detectado un tercer contrato con Boomerang Drive, una sociedad que Garzón no incluye en la relación de sociedades de la trama corrupta, pero que está vinculada a Orange Market y a Easy Concept. Boomerang Drive, Orange Market y Easy Concept tuvieron el mismo administrador único, Luis Miguel Pérez, que fue consejero secretario de Special Events y Pasadena Viajes. Boomerang Drive optó junto a Orange Market y Easy Concept -entonces, Down Town Consulting- a la adjudicación de una campaña publicitaria por parte de la empresa pública Vaersa en noviembre de 2004. El adjudicatario de aquella campaña fue Orange Market por un montante de 136.678 euros. Pero Down Town Consulting y Boomerang Drive obtuvieron dos adjudicaciones paralelas de la Consejería de Presidencia en 2005. La primera, un contrato de 10.500 euros por la "creatividad y serigrafiado de 1.200 unidades de memoria USB". La segunda, un contrato de 12.020 euros por el "montaje, manipulado y envío de 1.200 unidades de USB".

Easy Concept cobró otros 6.761 euros de la Consejería de Presidencia en 2007, pero es imposible determinar el concepto de la factura porque se cobró a través de la caja fija de la consejería, el fondo disponible para pagos menores de todo tipo de servicios, desde taxis hasta restaurantes.

Compromís ha comprobado, además, que la Generalitat tiene dados de alta los datos bancarios de las sociedades Rialgreen y Good and Better, que sí aparecen relacionadas en el auto de Garzón, lo que implica que han remitido facturas alguna vez a la Administración autonómica.

La difusión de los pagos a varias empresas de la trama corrupta coincide con la nueva negativa de los integrantes del PP en la Mesa de las Cortes a admitir a trámite 4.200 preguntas formuladas por el Grupo Socialista sobre posibles contratos de la Generalitat con empresas vinculadas al caso Gürtel.

Tanto Ángel Luna, portavoz socialista, como Mònica Oltra, portavoz de Compromís, subrayaron que el PP antepone el Reglamento de las Cortes a la reciente sentencia del Tribunal Constitucional que exige a la Mesa "una motivación expresa, suficiente y adecuada" para rechazar preguntas al Consell.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de abril de 2009