Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Islandia busca refugio en Europa para salir de la crisis

La izquierda, ganadora de las elecciones, mira hacia la UE

La socialdemócrata Jóhanna Sigurdardóttir está convencida de que el futuro de Islandia pasa por la integración en la UE. Desde que fue elegida primera ministra interina a principios de febrero -tras la caída, por la presión popular, del anterior Gobierno conservador- ha insistido en la necesidad de que el país nórdico haga llegar su solicitud de ingreso a Bruselas "cuanto antes". También el pasado domingo, un día después de que su partido se proclamase vencedor en las elecciones con el 29,79% de los votos, reiteró su intención de convertir la adhesión a la UE y la adopción del euro en los principales objetivos de su Gobierno.

No será una tarea fácil. La líder socialdemócrata se ha propuesto enviar la solicitud de ingreso en la UE en junio, pero antes deberá lidiar con Los Verdes, sus más que posibles socios en la coalición de Gobierno. Los Verdes -con el 21,68% de los sufragios-, son contrarios a iniciar cualquier tipo de negociación con la UE, al igual que los conservadores del anterior primer ministro, Geir H. Haarde, que alcanzaron un 23,70% de los votos y que por primera vez en 18 años no van a estar presentes en el Ejecutivo.

Los Verdes, aliados del Gobierno, se oponen a cualquier tipo de integración

Los 320.000 habitantes de la antaño próspera isla asisten desde hace seis meses al desplome de su moneda, la corona, que perdió el 44% de su valor el año pasado, y al imparable aumento del desempleo, que, de ser inexistente, alcanzó el 8,9% en marzo. "Muchos islandeses creen que la única manera de salir de esta situación es la adopción del euro, pero hoy por hoy veo difícil que los partidos lleguen a un acuerdo", explica el analista político Egill Helgason, convencido de que la recuperación será "larga" y de que "la acción del Ejecutivo no servirá de nada".

"No creo que estas elecciones cambien nada, porque ni la derecha ni la izquierda tienen mucho que decir para poder resolver la crisis", asegura un abogado de Reikiavik de 29 años que prefiere no revelar su nombre. Muchos jóvenes islandeses comparten su desencanto, especialmente tras los recientes casos de corrupción, que han salpicado también al Partido Socialdemócrata.

Para Sigurdardóttir, que el domingo analizaba el resultado de las elecciones en la Radio Nacional de Islandia junto al actual ministro de Economía y líder de Los Verdes, Steingrímur J. Sigfússon, "la integración en la UE será el tema más difícil que habrá que resolver". Su aliado Sigfússon, que se declara partidario de convocar un referéndum sobre la adhesión a la UE, comparte con la primera ministra que esta cuestión es "enorme, difícil y controvertida".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de abril de 2009