Entrevista:RAFAEL CORREA | Presidente reelecto de Ecuador | Elecciones en Ecuador

"No podemos atender a los 50.000 parados de mi país que hay en España"

"Hay 50.000 parados ecuatorianos en España y, por supuesto, si nos regresan todos, no vamos a poder atenderlos. Ahora regresan unas 5.000 familias al año; estamos preparándonos para que aumente esa tendencia a 8.000 o 10.000. Intentamos también darles allá todo el apoyo legal posible para garantizar sus derechos y que tengan en la Casa Ecuatoriana un lugar de encuentro, de vínculo con su patria y su cultura. Pero, obviamente, el problema es muy grave y no podemos resolver el paro en España". El presidente de Ecuador, Rafael Correa, reelegido por abrumadora mayoría, recibe a EL PAÍS en una salita del palacio presidencial.

Pregunta. España sufre una crisis económica muy fuerte, con cuatro millones de parados. ¿Cómo puede afectar esto a las inversiones españolas en Ecuador?

Más información
Vía libre para la revolución de Correa

Respuesta. No sólo es España la que está sufriendo los embates de la crisis. Gracias a Dios, aquí, en Ecuador, tenemos una política fiscal anticíclica. Hemos podido contener en gran medida los efectos de la crisis, pese a que nos golpeó por partida triple. Porque no se trata solo de la pérdida de mercados de exportación, baja inversión y difícil financiamiento, sino que, por el paro en España, se han desplomado las remesas de los emigrantes, y el petróleo también cayó. En cuanto a las inversiones españolas en Ecuador, lastimosamente no son muy significativas, no tienen nada que ver con las inversiones en Colombia. Ojalá que eso cambie, porque no lo entendemos. Ecuador es una isla de paz y Colombia es una región bastante conflictiva. En todo caso, creo que las más grandes inversiones españolas no se verán afectadas. Son empresas bastante sólidas que, incluso, han presentado un programa de inversiones, que están cumpliendo. Me refiero a Repsol, a Telefónica.

P. Se habla de un eje entre Venezuela, Bolivia y Ecuador. Desde su punto de vista, ¿existe ese eje?

R. ¿Cuál es el problema si existiera un eje? Tenemos excelentes relaciones con todos los países de la región. Probablemente, he viajado más a Brasil que a Venezuela. He viajado aún más a Argentina. Si quieren buscar ejes, búsquenlos. El que haya uno no tiene nada de malo, pero explícitamente no existe ninguno. Se habla mucho y se confunde populismo con popular. Me relacionan con Chávez, ¿cuál es el problema? ¿No tiene Zapatero relaciones con Berlusconi? ¡Qué vergüenza!

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

P. Hablemos sobre su voluntad de crear una arquitectura financiera regional,...

R. Es algo que he venido proponiendo desde hace tiempo y ya se está concretando. Lo que ha vivido América Latina es un completo absurdo, fruto, entre otras cosas, del neoliberalismo, porque en los años 90 se hicieron todos los bancos centrales autónomos. No existe ninguna razón técnica, teórica, para ello, pero se empeñaron en que con bancos centrales autónomos todo marchaba mejor. Fue una gran falsedad. Eran autónomos de nuestras democracias, pero muy dependientes de burócratas internacionales. Esos bancos centrales manejan nuestras reservas monetarias y las invierten en el exterior, en el primer mundo. Y América Latina tiene más de 200.000 millones de dólares para financiar a EE UU y a Europa. Eso es un absurdo.

P. ¿Qué propone entonces?

R. Traer esas reservas, hacer un Fondo de Reservas del Sur que sirva para respaldar las monedas nacionales, las crisis de balanzas de pago, las crisis fiscales. Es más, con todos los países uniendo reservas, se requieren menos reservas por país y se puede tener más seguridad. Eso es lo que estamos proponiendo a América Latina. El Banco del Sur financiado con fondo de la región, va a estar operativo ya mismo. Tenemos que independizarnos de todo eso. Así pues, los puntos de la estrategia regional son: el Banco del Sur, el Fondo Regional de Reserva del Sur y una moneda regional, que puede empezar primero con una moneda electrónica, con sistemas de compensación, una especie de unidad de cuenta, como era el ECU. Eso es lo que aquí está satanizado. Y eso es lo que ya hemos empezado. Firmamos hace dos semanas con Venezuela, Nicaragua, Bolivia, Paraguay y los países del Caribe.

P. ¿La economía ecuatoriana seguirá dolarizada?

R. Siempre he dicho que voy a sostener la dolarización. Pero también he dicho que en buena hora nos llegaría una moneda regional, como existe en la UE. Eso es lo mejor que le podría ocurrir a América Latina. La gente está asustada, pensando que queremos salirnos de la dolarización. Pero, ¿cuál es el objetivo? ¿la dolarización? ¿o el progreso de nuestros países? Qué mejor que lograr una moneda latinoamericana...

P. Su reciente encuentro con el presidente norteamericano fue muy cordial. ¿Cree que mejoraran las relaciones con EE UU?

R. Como siempre, las relaciones fueron en un marco de mutuo respeto. He tenido siempre relaciones muy cordiales, incluso cuando estaba Bush en el gobierno. No compartíamos su política exterior, desde luego. Pero sí creo que la Cumbre de las Américas marcó un hito en las relaciones con EE UU, básicamente por la actitud personal del presidente Obama. Muy abierto, cordial, muy interesado en el problema de la región, lo que nos hace presumir un cambio importante en la relación de América Latina con EE UU.

P. Da la impresión de que Brasil, una potencia económica impresionante, está adoptando cierto liderazgo en América Latina...

R. No hay duda. A pesar de que somos países iguales, soberanos, nadie puede dudar de la importancia de Brasil en América Latina. Es una de las diez economías más grandes del mundo, así que adopta un liderazgo. En buena hora, con tal de que sea en el marco del más profundo respeto para los demás países de la región, que es lo que siempre ha habido por parte del presidente Lula.

P. En su discurso tras la victoria electoral, dijo que había la posibilidad de un acuerdo nacional, pero que no hablaría con Lucio Gutiérrez ni con Álvaro Noboa.

R. ¿Cuál es la ideología de Sociedad Patriótica? Es una amalgama de ambiciones personales. ¿Cuál es la ideología del PRIAN? Un partido formado por un magnate ecuatoriano, que no paga impuestos. Yo, más que no hablar con estos dos partidos, lo que no voy a hacer es hablar con Lucio Gutiérrez personalmente. O con Álvaro Noboa. Seria como traicionar a mis electores.

Rafael Correa (derecha) saluda a sus seguidores abrazado al alcalde electo de Quito, Augusto Barreda.
Rafael Correa (derecha) saluda a sus seguidores abrazado al alcalde electo de Quito, Augusto Barreda.REUTERS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS