Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Televisión pública sin anuncios

El Gobierno propone un recorte publicitario "drástico" y no descarta la supresión

El Gobierno se propone cambiar el actual modelo de financiación de RTVE, basado en subvenciones estatales y recursos publicitarios (casi a partes iguales). El presidente del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zatapero, anunció ayer una reducción "drástica" de la publicidad en la televisión pública, aunque no concretó el alcance de este recorte ni el plazo en el que se aplicará. Fuentes socialistas apuntan hacia una limitación de 3 minutos de publicidad por hora (frente a los 10 actuales) e incluso hacia una supresión total de los anuncios en TVE.

El Gobierno ha puesto sus ojos en el plan Zarkozy, que contempla la supresión de los anuncios en las televisiones públicas durante el horario de máxima audiencia, en una primera fase, y la eliminación total, en una segunda etapa que culminará en 2011. Según el modelo francés, las privadas aportarán a las públicas una tasa anual (el 3% de sus ingresos) que se complementará con un impuesto especial (0,9%) a las operadoras de telecomunicaciones.

TVE prevé recaudar este año 478 millones de euros por publicidad

En los dos últimos años, TVE ha ido recortando su publicidad a cámara lenta. De los 12 minutos por hora de emisión de 2007, bajó a 11 en 2008 y este año el tope son 10 minutos. El objetivo era llegar a nueve minutos en 2010, pero el Gobierno se propone acelerar este proceso. Durante un encuentro con el Grupo Parlamentario Socialista, Zapatero avanzó ayer una restricción publicitaria de gran envergadura que se incluirá en la Ley General Audiovisual que el Gobierno tiene intención de remitir al Parlamento próximamente.

El recorte de la publicidad en las televisiones públicas, hasta su total eliminación, es una medida reclamada históricamente por las televisiones privadas, que acusan a TVE de competencia desleal al contar con una doble vía de financiación. Uteca, la entidad que agrupa a los seis operadores privados, había supeditado cualquier reforma en el sector a la supresión de los anuncios en los canales públicos.

Televisión Española acaparó el año pasado 557 millones de euros del mercado publicitario y recibió 500 millones de las arcas del Estado, lo cual no impidió que cerrara el año con un déficit de 71,8 millones de euros. Además, las autonómicas absorbieron otros 300, de modo que los operadores públicos facturaron un tercio de los 3.000 millones de inversión en todo el sector. Para el actual ejercicio -teniendo en cuenta la crisis por la que atraviesa el sector- TVE prevé recaudar 478 millones por publicidad mientras ingresa otros 555 como compensación por el servicio público que presta.

La cuestión es cómo se financiará en un futuro TVE si aspira a no mermar sus contenidos ni disminuir su audiencia. Los socialistas pondrán en marcha fórmulas para que la corporación mantenga un presupuesto similar al actual (por encima de los 1.000 millones de euros) sin recurrir nuevamente a una reducción de su plantilla, compuesta por 6.400 trabajadores.

Tras el anuncio de Zapatero, las televisiones privadas pidieron al Gobierno que la reducción de la publicidad en TVE se apruebe de manera "inmediata". Uteca considera que la meda será un alivio para el sector audiovisual privado y, en general, para todos los medios de comunicación. La entidad recuerda que su objetivo es la desaparición de los anuncios en todas las emisoras públicas, incluidas autonómicas y municipales. En estos ámbitos, sin embargo, el Gobierno carece de competencias para regular los mecanismos de financiación de los entes públicos de radio y televisión. El secretario general de Uteca, Jorge del Corral, apuntó que la supresión de la publicidad "no puede hacerse de la noche a la mañana", pero planteó un severo recorte a lo largo de este año y la supresión total en 2010.

El portavoz del Grupo Socialista, José Antonio Alonso, apuntó que se trata de una decisión "estratégica" teniendo en cuenta la situación del mercado audiovisual y el de la publicidad. Desde el PP, Esteban González Pons, aseguró que TVE "vivirá del aire" si antes de suprimir la publicidad no se firma el contrato-programa entre el Gobierno y RTVE para establecer el marco de financiación. El PP, que ayer reiteró su propuesta para que se puedan privatizar los terceros canales, es partidario de que las televisiones privadas se financien con publicidad y las públicas con fondos procedentes de los impuestos.

El nuevo marco financiero de RTVE se fijará en la Ley General Audiovisual, un texto sobre el que trabajan la vicepresidencia del Gobierno y el Ministerio de Industria. Esta norma servirá para trasponer la directiva comunitaria sobre Medios Audiovisuales, que liberaliza la emisión de publicidad, dará luz verde a la venta y arrendamiento de licencias y regulará la televisión en movilidad, la comunitaria y la alta definición. También abrirá la puerta a un Consejo de Medios Audiovisuales.

Una reforma audiovisual a plazos

- Ley de impulso de la TDT. El Gobierno de Zapatero, que habría prometido una ley general para regular el sector audiovisual, se estrenó en febrero de 2005 con la denominada Ley de medidas urgentes para el impulso de la televisión digital terrestre, la liberalización de la televisión por cable y el fomento del pluralismo, alentada por el entonces ministro de Industria, José Montilla. Esta ley suprimió el límite de tres canales privados y favoreció así el nacimiento de La Sexta. Al mismo tiempo, el Consejo de Ministros autorizaba a Canal + a emitir en abierto las 24 horas del día.

- La nueva RTVE. En mayo de 2006, el Congreso aprobó la ley de reforma de la televisión pública, que liquidaba el Ente Público y daba la bienvenida a la Corporación RTVE. A partir de entonces, su presidente es elegido en el Parlamento por mayoría cualificada, en lugar de ser nombrado directamente por el Gobierno.

- Menos publicidad. Desde 2008, TVE está obligada a emitir menos anuncios que las televisiones privadas. El Gobierno impuso a la cadena estatal un máximo de 11 minutos de publicidad por hora de emisión (frente a los 12 de las privadas). En 2009 el tope son 10 minutos y para 2010 estaba previsto un límite de 9.

- Fusiones. A través de un real decreto ley, el Ministerio de Industria suprime en febrero de 2009 las restricciones para participar en más de una cadena privada. Deja sin efecto el límite del 5% y propicia las fusiones entre operadores. Con un único freno: que entre las dos cadenas no sumen más del 27% de la audiencia en el momento de la concentración. La falta de apoyos parlamentarios obliga al Gobierno a tramitar este texto como proyecto de ley.

- TDT de pago. Industria, con Miguel Sebastián al frente, anuncia el pasado 8 de abril que las televisiones privadas pueden solicitar autorización para ofrecer TDT de pago. Pocas horas después rectifica y aclara que este tipo de emisiones requiere un acuerdo previo del Consejo de Ministros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de abril de 2009

Más información