Primera intervención de una caja

El Gobierno planea un fondo para recapitalizar las cajas

El objetivo es evitar intervenir entidades con problemas temporales por la subida de la morosidad - Zapatero dice que existe un plan para evitar la insolvencia del sector

El Gobierno español tenía una bala en la recámara que no ha utilizado hasta ahora y que ha sido empleada por todos los vecinos europeos. Se trata de la posibilidad de adquirir o avalar títulos para reforzar el capital de las entidades financieras, recogida en el artículo 2 del Real Decreto de octubre de 2008. El Ejecutivo ha justificado la falta de desarrollo de esta norma diciendo que "la solidez del mercado no lo hacía necesario", pero la marea ha subido mucho desde octubre.

Ahora el Ministerio de Economía, dentro de la hoja de ruta contra la crisis, prepara la creación de un fondo que podría avalar o adquirir emisiones de participaciones preferentes para auxiliar a las entidades con problemas de capital, según fuentes del sector.

El Ejecutivo quiere reforzar, prever y reestructurar "donde sea necesario"
Para recibir ayudas del fondo se debe demostrar que la entidad es viable

Más información

Precisamente ayer, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció en el Congreso que el Banco de España está elaborando un plan o protocolo de actuación por si fuera necesario intervenir en otras entidades financieras. Sobre ese plan, sólo dijo que serviría para "tener instrumentos útiles que puedan reforzar su capacidad de intervención, prevención y reestructuración allí donde sea necesario". No obstante, añadió que "los riesgos en el sistema financiero serán, en todo caso, limitados si se producen y perfectamente abordables desde el Banco de España".

Precisamente el refuerzo con estas preferentes -un instrumento financiero que es una mezcla entre las acciones sin voto y la renta fija- mitigarían el efecto de la morosidad en los balances bancarios. Estos instrumentos son considerados capital de máxima calidad, que es lo que más necesitarán las entidades ahora que la morosidad está subiendo con una rapidez desconocida. En muchos casos, la remuneración de las preferentes se suspende cuando el emisor tiene pérdidas.

Zapatero desveló ayer que Economía y el Banco de España mantienen contactos con el PP para "transmitirles cuál es el protocolo para prevenir, asegurar y fortalecer el sistema financiero" que, según dijo es "una cuestión de Estado". Sin embargo, el líder del PP le pidió transparencia y claridad y aseguró que el Gobierno "improvisa mucho y se planifica poco". Incluyó en su intervención reproches al Gobierno sobre la información que ha ido recibiendo.

"Durante mucho tiempo se me estuvo diciendo que en Caja Castilla La Mancha (CCM) no pasaba nada, que se iba a producir una fusión con Unicaja y, al final, me entero una hora antes de que se celebre un Consejo de Ministros de que lo que hay es lisa y llanamente una intervención", aseguró Rajoy.

Zapatero hizo una defensa de lo que llamó "actuación preventiva" en la Caja de Castilla La Mancha, para "evitar que entrara en una situación de insolvencia". En respuesta a Mariano Rajoy y a Gaspar Llamazares, el presidente del Gobierno se esforzó en quitar trascendencia a la intervención del Banco de España en esa caja, que sólo representa el 0,8% del sistema financiero español, al que definió con expresiones como "fuerte, sólido y robusto".

Por su parte, el Gobierno castellano manchego, del PSOE, está dispuesto a aceptar la propuesta anunciada por el PP de crear una comisión de investigación sobre la gestión de CCM "porque no tiene nada que ocultar", según han reconocido fuentes del grupo. No obstante, esperarán a conocer los términos de la petición del PP y pondrán condiciones sobre el momento porque la caja está intervenida. El PSOE tiene interés, según esas fuentes, en saber la participación de algunos representantes del PP en la situación de la caja. En concreto, de Arturo García Tizón, Ignacio López del Hierro, Rosa Romero, Vicente Tirado y Jesús Labrador.

La posible implantación de este fondo de capital no estará exento de polémica. En el sector se cuestiona si la Administración debería entrar en el consejo de administración de las entidades ayudadas para controlar la buena gestión del dinero público. Esto podría condicionar a algunas cajas o bancos a pedir las ayudas por entender que el Gobierno podría influir en la política comercial de la entidad.

El objetivo de este fondo es evitar que el Banco de España intervenga entidades que, de forma temporal, tengan un insuficiente capital aunque sean viables a medio y largo plazo. Es decir, se considera más práctico ayudar a los que están en aprietos antes que realizar una intervención, siempre complicada, como ha desmostrado la de CCM. En Francia se ha utilizado la citada fórmula con un fondo que ha inyectado unos 10.000 millones a los grandes bancos, de forma obligatoria. Las entidades informan al Gobierno de la marcha del negocio.

El fondo podría avalar las emisiones de las entidades o bien adquirirlas directamente. El esquema podría ser parecido al fondo de adquisición de activos que ya está funcionando para dar liquidez, pero en este caso es para capital. Sin embargo, para recibir estas ayudas se estudia que la entidad tenga que pasar un examen del Banco de España que garantice su viabilidad a medio plazo. "No se trata de ayudar a las que estén moribundas, sino a las que tienen futuro", comentan fuentes conocedoras de la operativa.

Según las estimaciones de Crédit Suisse, las cajas españolas necesitarían un plan de capitalización durante los próximos dos años de 60.000 millones. Credit Suisse considera que la manera más realista sería a través de una recapitalización con dinero público abanderada por el Gobierno. La entidad suiza estima que la mora de los promotores alcanzará el 20% o más, y que la general llegará al 6% en menos de un año, hasta 77.000 millones sólo en las cajas. Una cifra que hace insuficiente el capital actual de estas entidades, de 64.000 millones.

Al igual que ocurre ahora con la liquidez del Gobierno, la entidad debería pagar precios de mercado por el capital recibido. No se trata de hacer regalos. No obstante, la medida es polémica. Entre las grandes entidades existe recelo "porque podría provocar problemas de competencia. Si estas inyecciones refuerzan a unas frente a otras, se les está dando ventajas porque las que lo reciban nunca podrían conseguir capital en los mercados, a ningún precio, así por mucho que se les cobre, está subvencionado".

Los partidarios de la medida recuerdan que "para todo el sistema es mucho más gravoso tener que afrontar la caída de una entidad. Los daños colaterales siempre son importantes". Este paso supone un cambio en el discurso del Gobierno que sostenía que los Fondos de Garantías de Depósitos, con 7.000 millones, eran suficientes para la crisis.

La prueba es que en la primera intervención realizada, la de CCM, ha quedado la escasa agilidad del FGD. El vicepresidente económico, Pedro Solbes, en respuesta al PP, aseguró que se intervino la caja porque "después del fracaso de la primera opción, que era la de llegar a un acuerdo en el ámbito provado se había erosionado la posición de coeficiente regulatorio y había riesgo de que se lesionara más". Desveló que de los 9.000 millones de aval que prevé el decreto de intervención, sólo ha sido precisa una autorización de caja de 3.000 millones.

Por último, la agencia de calificación Standard & Poor?s (S&P) ha recortado la calificación de las participaciones preferentes de Sabadell, Bankinter, Caja Madrid e Ibercaja hasta BBB, sólo una nota por encima del bono basura. La agencia cree que los Gobiernos podrían "forzar" a los bancos europeos a que suspendan la retribución de estos activos para que preserven su capital. Además, S&P ha rebajado dos preferentes del Popular, desde A- hasta BBB, de La Caixa (de A hasta BBB+), Santander y sus filiales (A+ a A-) y BBVA (A+ a A-).

Intervención del presidente Rodríguez Zapatero en la sesión de control.VNEWS

El camino tortuoso de la caja más débil

- Fusión con Unicaja. 19/02/2009. El consejo de administración de Unicaja, la principal caja de Andalucía, acuerda por unanimidad autorizar a su presidente, Braulio Medel, a abrir conversaciones con los directivos de Caja Castilla La Mancha (CCM) para sondear un posible proceso de fusión entre las dos entidades. El desarrollo del proyecto se condiciona a su futura viabilidad económico-financiera.

- "Situación dramática". 17/03/2009. Juan Ramón Quintás, presidente de la CECA, la patronal de las cajas, pide en el Congreso de los Diputados ayudas al Gobierno para evitar un desastre. "Si las cosas van mal, podemos tener riesgo sistémico, algo tan dramático que prefiero no comentarlo", asegura.

- "Podar alguna rama". 23/03/2009. El presidente de la AEB, la patronal bancaria, Miguel Martín, afirma que el Gobierno no tiene que intervenir ninguna entidad, porque el sector financiero español es un "árbol sólido". "Aunque puede necesitar que se pode o que alguna rama seca se sanee", añade.

- Inyectar capital público. 23/03/2009. El vicepresidente económico, Pedro Solbes, anuncia que se ha puesto en contacto con los grupos parlamentarios para estudiar "una hoja de ruta en la que se definiría en qué condiciones se pueden hacer operaciones de recapitalización de entidades financieras en el futuro".

- "Controles políticos". 24/03/2009. El presidente de la CECA califica de "extremadamente preocupante" la situación de entidades que "durante dos siglos han sido autónomas" y que ahora sufren controles políticos. Quintás se refiere al intento del Gobierno regional madrileño por cambiar la ley para controlar Caja Madrid. Por ello, pide a los políticos que "recapaciten".

- Intervención de CCM. 28/03/2009. Tras fracasar la fusión con Unicaja, el Banco de España interviene CCM por los problemas de liquidez de la caja castellano-manchega. Destituye a su consejo de administración, que es sustituido por tres funcionarios del banco central. La intervención se anuncia al día siguiente, domingo.

- Aval de 9.000 millones. 29/03/2009. El Gobierno convoca un Consejo de Ministros extraordinario en el que aprueba un aval máximo de 9.000 millones de euros para facilitar la financiación a la caja.

- Comisión de investigación. 30/03/2009. La número dos del PP, María Dolores de Cospedal, solicita una comisión de investigación en el Parlamento autónomico que aclare qué ha pasado con CCM.

- La culpa, del PP. 30/03/2009. El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, achaca la caída de depósitos de la entidad a la campaña de desprestigio que, en su opinión, ha lanzado el PP sobre CCM. Además, culpa del fracaso de la fusión a Unicaja por sus pretensiones "excesivas".

- No a la fusión. 30/03/2009. Unicaja comunica a la Comisión Nacional del Mercado de Valores que da por finalizadas las conversaciones sobre la posible fusión con Caja Castilla La Mancha.

- Falsas ganancias. 30/03/2009. El Banco de España comunica que no está de acuerdo con los criterios contables que ha usado CCM en su avance de resultados, que daban un beneficio anual de 30 millones de euros. Los criterios más estrictos podrían arrojar unas pérdidas superiores a los 400 millones de euros.

- Cambio legal. 30/03/2009. Solbes anuncia que en breve cambiará la Ley de Cajas de Ahorros. El Gobierno pretende despolitizar la gestión, que se rija por criterios más profesionales y que únicamente la obra social tenga relación con los poderes públicos.

- Más intervenciones. 31/03/2009. El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, admite que es muy posible que la intervención de Caja Castilla La Mancha no sea la última. "Aunque las entidades españolas puedan transitar la crisis sin ayudas, es evidente, como demuestra el caso de CCM, que si la crisis internacional se prolonga, podría ser necesario reestructurar algunas entidades de pequeño o mediano tamaño", dice Fernández Ordóñez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0002, 02 de abril de 2009.

Lo más visto en...

Top 50