Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Análisis:ANÁLISIS

No todos los políticos son iguales

Cada uno tiene su política y su consciencia, argumentó ayer el consejero de Interior, Joan Saura, al dar cuenta ante el Parlament de la actuación de la policía a su cargo el pasado día 18. Y su política es, subrayó, la de dar explicaciones, no esconder la realidad e incluso pedir disculpas por las cosas que se hacen mal, o que salen mal. Y cambiar a los responsables, si corresponde.

Saura recordó a los ahora muy exigentes diputados de CiU y PP que cuando sus partidos formaban mayoría parlamentaria impedían con sus votos que los consejeros de Interior comparecieran en el Parlament para dar cuenta de actuaciones que habían resultado conflictivas. La definió como la política del "aquí no pasa nada".

El consejero destacó que es por su propia voluntad por la que ahora hay otra política. Ésta es una de las diferencias con las anteriores etapas en Interior. La diferencia no está en que ahora la policía sea perfecta y antes no lo fuera. No. La diferencia está en que ahora se da explicaciones en el Parlament y se intenta corregir los fallos. No es una mala política. Había denuncias contra los Mossos por malos tratos, la mayoría falsas o exageradas. Se puso cámaras en las comisarías y no ha habido más denuncias. Ninguna. Todos ganan. Los ciudadanos y los Mossos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de abril de 2009