Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nubes en Guantánamo

Ni las decisiones militares ni la justicia parecen ayudar a que el próximo encuentro entre Zapatero y Obama se convierta en la idílica reunión que se preveía hace sólo unas semanas. A la decisión de España de retirar las tropas de Kosovo se puede sumar ahora un tema espinoso relacionado con la prisión estadounidense en suelo cubano de Guantánamo. El juez Baltasar Garzón ha decidido dar traslado al fiscal de la Audiencia Nacional para que informe si se debe admitir la querella criminal presentada en marzo de 2008 contra el equipo jurídico de George Bush que se encargó de diseñar el soporte jurídico para mantener la prisión.

La querella fue presentada por la Asociación por la Dignidad de los Presos y Presas para que se investigue un delito contra la comunidad internacional, según la SER. En esa base fueron retenidos seis españoles. En el texto de la querella se describe cómo los seis abogados de ese equipo "participaron en la elaboración, aprobación y puesta en funcionamiento del andamiaje jurídico de Guantánamo. Lo que significó dar cobertura a las torturas o privar a los detenidos de los sentidos de la vista o el oído hasta que confesaran".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 29 de marzo de 2009