El tratamiento inmediato del VIH reduce un 99% la probabilidad de infección

Tener una relación de riesgo (o pincharse con una aguja contaminada) no implica quedar infectado por el VIH. Si se actúa con rapidez (antes de las 72 horas) se puede conseguir evitar la transmisión en el 99% de los casos. Éstos son los datos del primer estudio sobre la llamada terapia posexposición (la que se recibe inmediatamente después de una posible infección) hecho en España.

El trabajo, con datos de 25 hospitales, muestra que sólo cerca del 1% de las personas que acudieron a un centro y que se consideraron de riesgo (sexo anal, violación, con otras enfermedades de transmisión sexual, con parejas infectadas) no consiguieron erradicar el VIH de su organismo. Aunque como advirtieron ayer los médicos Enrique Navas, del hospital Ramón y Cajal; Ignacio Santos, del hospital de la Princesa; y José María Peña, de La Paz (los tres de Madrid) en unas jornadas en la Fundación Ramón Areces, los datos son preliminares y la prevención -preservativo incluido- no debe sustituirse por la medicación.

Más información
La revista médica 'The Lancet' tilda de "atroces" las declaraciones del Papa sobre los preservativos

La terapia posexposición se dio a 528 personas consideradas de riesgo. De ellas, a pesar de la terapia, tres acabaron infectadas por el VIH. Y, en el resto, el proceso no fue gratis. No sólo por su precio (unos 900 euros que paga el hospital), sino por otras implicaciones. Los medicamentos hay que tomarlos durante un mes, lo que facilita que aparezcan resistencias y efectos secundarios (desde náuseas y diarreas a cólicos). Luego hay que hacer un seguimiento, lo que implica más visitas al médico.

La demanda de estos tratamientos va en aumento (de 100 el primer año del estudio a casi 300 el último). Como admitieron los especialistas, no es fácil conseguirlos: depende de que los médicos de primaria deriven al paciente al hospital, y que ahí se evalúe que existe un riesgo que compense someter a la persona al tratamiento. Lo ideal es que en los casos de más peligro se ofrezca, pero eso no siempre ocurre, admitieron los especialistas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS