Tres años de inhabilitación para el ex alcalde de Sevilla la Nueva por coacciones

El primer teniente de alcalde de Sevilla la Nueva (7.800 habitantes), Juan Antonio Teresa (PP), coaccionó y vulneró los derechos individuales de una concejal socialista, a la que retuvo durante horas en el Ayuntamiento por fotocopiar un informe urbanístico.

Ocurrió cuando era alcalde, en 2002, y por ello la Audiencia Provincial le ha condenado a seis meses de prisión y a tres años de inhabilitación para cualquier cargo electivo. Además, deberá indemnizar a la víctima con 9.000 euros. El condenado aseguró ayer que recurrirá al Tribunal Supremo.

La sentencia considera probado que el 10 de septiembre de 2002 la entonces concejal socialista Concepción Rojas acudió al Ayuntamiento -entonces gobernado por el PP y un grupo independiente- para recabar la documentación que necesitaba para un pleno. Una vez allí, encontró varios informes relativos al Plan General de Ordenación Urbana del municipio. Se trataba de una documentación a la que la oposición no había tenido acceso por orden expresa del alcalde de la localidad, que la había calificado como "secreta" pese a estar en fase de exposición pública, según la sentencia.

La edil socialista comenzó a fotocopiar la documentación. Una trabajadora municipal la descubrió y alertó al alcalde, Juan Antonio Teresa. Éste ordenó primero al secretario del Ayuntamiento y después al jefe de la Policía Local que recuperasen los documentos fotocopiados. Pero la concejal socialista se negó a entregarlos. El regidor, continúa la sentencia, decidió entonces retener a la edil en el edificio municipal, donde permaneció durante casi tres horas.

Los magistrados consideran que el entonces regidor -hoy primer teniente de alcalde y edil de Urbanismo, Patrimonio, Vivienda y Transporte- impidió a la concejal Rojas "el acceso a la información necesaria para el ejercicio de su función política y cívica", por lo que conculcó "los principios rectores de un Estado democrático de derecho". La sentencia añade que el regidor ordenó al jefe de la Policía Local que retuviese a la edil opositora "con el ánimo de doblegar su libre albedrío para someterlo a su voluntad".

Juan Antonio Teresa anunció ayer que recurrirá la decisión de la Audiencia Provincial, con la que se mostró en total desacuerdo. El hoy número dos del gobierno de Sevilla la Nueva milita de nuevo en el PP, de donde fue expulsado en 2001 por promover una moción de censura con una socialista tránsfuga, lo que le permitió ser alcalde hasta 2003.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 23 de marzo de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50