Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El director de la policía no sabe qué ha fallado y pide disculpas

La jornada de ayer fue dura para el director general de la policía, Rafael Olmos. Tras los graves disturbios ocurridos en la Via Laietana, Olmos decidió acudir al lugar de los hechos para dar explicaciones. El problema es que a medianoche todavía no sabía qué había pasado exactamente. "¿Qué ha fallado? No lo sé, dejen que lo analice", dijo el director entre los insultos de una docena de personas.

Olmos llegó en su coche al centro de Barcelona, básicamente para pedir disculpas a los periodistas, que recibieron parte de los garrotazos de la policía. Algunos de ellos acabaron heridos ayer (por la mañana y por la noche), lo que valió la reprimenda a la policía del Colegio de Periodistas de Cataluña. "No estoy dispuesto a que vuelva a pasar lo de hoy. Asumo todas las responsabilidades y revisaremos los procesos para que los periodistas puedan trabajar de la mejor manera posible", resaltó.

A juicio de Olmos, la "situación lamentable" de anoche se produjo "durante los 25 segundos" después de que se dispersara a los manifestantes, aunque lo cierto es que la situación de caos y la sensación de que los policías andaban desbordados se alargó durante al menos dos horas. El dispositivo especial preparado por los Mossos para la noche tenía como objetivo evitar incidentes. El director dijo que los agentes "cumplieron las directrices".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de marzo de 2009