Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid adjudicó al menos 100 contratos a la trama de Correa

El interventor general hizo "observaciones" en 13 pagos

La Comunidad de Madrid, presidida por Esperanza Aguirre (PP), adjudicó al menos un centenar de contratos entre 2004 y 2009 a empresas vinculadas a la trama corrupta que investiga Baltasar Garzón en el marco de la Operación Gürtel. El dato lo ofreció ayer el interventor general de la Comunidad, José Manuel Barberán, durante su comparecencia en la Comisión de Presupuestos del Parlamento madrileño, a petición del Grupo Socialista.

El PSOE había remitido al interventor una lista de 27 empresas relacionadas con el presunto cabecilla de la trama, Francisco Correa, para que explicara si el Gobierno regional les había hecho algún pago. Según Barberán, de todas esas empresas se fiscalizaron, entre 2004 y marzo de este año, 205 expedientes de gasto. Es decir, al menos 205 contratos fueron a parar a dichas firmas (un expediente de gasto puede corresponder a uno o varios contratos). Pero, de ese total, más de la mitad (106 expedientes) corresponde a una empresa, MQM, que no figura en el auto de Garzón aunque es sospechosa de actuar como empresa tapadera. Así que serían 99 los contratos adjudicados a firmas vinculadas a Correa.

La Comunidad se escuda en el secreto del sumario para negar información

De los 205 expedientes, 190 "no tenían reparo"; hubo dos que "tenían reparos, y una vez solventados siguieron su tramitación"; por último, 13 expedientes recibieron "observaciones de la intervención", que el interventor no precisó. En resumen, el 93% de esos pagos fue ajustado a la ley. El resto contenía errores menores que fueron solventados.

Barberán se negó a dar detalles sobre las cuatro principales empresas que pudieron llevarse los contratos, amparándose en el secreto de sumario: Easy Concept, Good and Better, Servimadrid Integral y Diseño Asimétrico. Ésas son las firmas cuyos contratos el juez Garzón solicitó a la Comunidad de Madrid y a las que, presuntamente, habría ido el grueso de los pagos. El secreto de sumario, protestó el socialista Adolfo Piñedo, "no es obstáculo para facilitar información de contratos que son públicos".

El interventor sólo ofreció datos de Marketing Quality Management (MQM): de 2004 a 2008 obtuvo 106 contratos, la mayoría menores (no dio el importe). De este dato se desprende que los otros 99 contratos fueron a parar a las empresas solicitadas por Garzón y de las que Barberán no dio información.

El interventor sí negó expresamente que la Comunidad haya realizado "pagos" a Special Events y que, por lo tanto, como planteaba el PSOE, pueda haber alguna irregularidad en ellos. Pero no contestó a si Alberto López Viejo, ex consejero de Deportes, tenía competencias para contratar a empresas en los actos de la presidenta, como parece que hizo. Ni quiso responder a si "existe una deuda de la Comunidad con las empresas de Correa" o "si hubo pagos sin respaldo presupuestario". Aunque ahí no le amparase el secreto de sumario.

Respecto a si los pagos realizados por la Comunidad pudieron estar hinchados, a Barberán no le consta. Sibilinamente también preguntó Piñedo si pudo haber financiación ilegal del PP. Barberán lo descartó tajantemente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de marzo de 2009