Sindicatos y empresarios rompen el acuerdo sobre negociación colectiva

La discrepancia sobre la subida salarial impide, por primera vez, la renovación del pacto - El Gobierno aprueba sin consenso las medidas contra el paro

El lunes fue imposible el acuerdo entre sindicatos, patronal y Gobierno para pactar nuevas medidas contra el paro. El Ejecutivo dio el paso en solitario, refrendado ayer por el Consejo de Ministros. Ayer, los representantes de los trabajadores y empresarios no lograron renovar el acuerdo sobre los criterios para la negociación de convenios colectivos en 2009, según ambas partes. En plena crisis, las relaciones entre sindicatos y patronal dejan tocado una de las herramientas en las que más confianza tiene el Ejecutivo para salir de la difícil situación económica: el diálogo social. Sin embargo, ambas partes reafirman su compromiso con él, desligándolo de lo sucedido ayer. Palabras frente a hechos.

UGT y CC OO fijan hoy criterios para la renovación de los convenios
Más información
Los sindicatos se muestran dispuestos a dar una oportunidad al acuerdo de negociación colectiva

El Acuerdo Interconfederal para la Negociación Colectiva (ANC) se venía firmando ininterrumpidamente desde 2002. En él, se aconseja que los salarios suban teniendo en cuenta el objetivo máximo de inflación del Banco Central Europeo (2%) más un porcentaje de productividad, y recojan una cláusula de revisión salarial. Pero este año ante la caída de la inflación desde el verano y la expectativa de que no remonte el vuelo los empresarios se han negado a renovarlo sin más.

La patronal (CEOE) pide que para 2009, el ANC fije una banda entre el 0% y el 2%. Los sindicatos responden que la fórmula que ha funcionado hasta ahora (2%, más productividad, más cláusula) es lo suficientemente flexible como para adaptarse a las difíciles circunstancias actuales.

Para zanjar esta discusión, los sindicatos se marcaron de plazo hasta ayer para lograr un acuerdo. Buscaban un compromiso claro con la renovación del ANC. Propusieron una prórroga del acuerdo del año pasado, también prorrogado (en diciembre de 2007). No fue posible, explica Toni Ferrer, de UGT. Los sindicatos creen que la patronal trata de dilatar el proceso hasta después de sus elecciones, el próximo 2 de abril. Pero a ellos se les ha agotado la paciencia. Las fechas en que estamos no permiten más demoras, argumentan.

Así que hoy los líderes de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, y UGT, Cándido Méndez, fijarán en un acto público sus criterios ante las negociaciones de los convenios. Las directrices que mandarán a las bases sindicales contemplarán su conocida posición sobre salarios, además de aspectos sobre igualdad o formación laboral, temas recogidos en los acuerdos anteriores.

Desde la CEOE, no se hicieron valoraciones. Sus portavoces remiten las reacciones a la Junta Directiva del próximo miércoles. Y señalan que continuarán las negociaciones en el marco del diálogo social, donde también está presente el Gobierno.

No obstante, fuentes sindicales reconocen que el diálogo social no pasa por el mejor momento. Culpan a la posición de la CEOE. Afirman que con propuestas como rebajar despidos y cuotas sociales o eliminar la autorización administrativa de los despidos colectivos, formuladas por la CEOE, se sitúan fuera del diálogo social. "Buscan aprovecharse del desconcierto del Gobierno y salir de la crisis a través de una devaluación salarial", afirman.

El Gobierno, por su parte, siguió ayer con el guión previsto. Aprobó en el Consejo de Ministros las siete medidas para el mantenimiento del empleo que anunció el pasado lunes el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho. Seis de ellas caen en el ámbito laboral (su coste asciende a 1.577); la séptima es una línea de liquidez del ICO para medianas empresas de 6.000 millones. Seguirán un trámite de urgencia, explicó ayer la vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega. Es decir, primero se publicarán en el BOE, previsiblemente el lunes, y entrarán en vigor. Luego se ratificarán en el Parlamento.

Retoques en el mercado laboral para 2009

- ERE temporales. Reposición del derecho de prestación por desempleo consumido por los trabajadores afectados, hasta un máximo 120 días, cuando el ERE se convierta en definitivo.

- Aplazamientos de cuotas. Las empresas viables con problemas de liquidez podrán retrasar sus pagos a la Seguridad Social.

- Abaratar contratos.El empresario que contrate a un parado podrá disfrutar de una bonificación al 100% de la cuota empresarial a la Seguridad Social con cargo a la prestación del parado. A cambio, la empresa tendrá que mantener el compromiso durante un año.

- Impulso a la contratación parcial. Bonificaciones de las cuotas a la Seguridad Social para los contratos a tiempo parcial desde un 50% hasta un 100%.

- Agilización del cobro de subsidios. Eliminación del mes de espera sin percepción de remuneración alguna entre quienes pasen de cobrar la prestación por desempleo al subsidio de paro.

- Recursos para los servicios públicos de empleo. Mantenimiento en 2009 de los 1.415 trabajadores contratados el año pasado para agilizar la tramitación de prestaciones y los 1.500 orientadores laborales.

- Más liquidez. . Nueva línea de liquidez del ICO de 6.000 millones de euros destinada a las medianas empresas.

Sobre la firma

Manuel V. Gómez

Es corresponsal en Bruselas. Ha desarrollado casi toda su carrera en la sección de Economía de EL PAÍS, donde se ha encargado entre 2008 y 2021 de seguir el mercado laboral español, el sistema de pensiones y el diálogo social. Licenciado en Historia por la Universitat de València, en 2006 cursó el master de periodismo UAM/EL PAÍS.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS