Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Imaz cree que un partido radicalizado acaba en la oposición

El ex presidente del PNV, Josu Jon Imaz, sigue con su extrema prudencia al hablar de la política vasca. El ahora presidente de Petronor rehusó ayer en Barcelona valorar el mapa postelectoral vasco y únicamente dijo que un líder político incapaz de moderar las posturas de su formación, con el fin de acomodarse al consenso social, "corre el riesgo de radicalizar las posiciones de su partido y llevarlo a la oposición".

Imaz aseguró, al ser preguntado sobre el futuro Gobierno vasco, que no quería entrar en "el terreno del corto plazo". "Si Esade [la escuela de negocios donde intervino en la capital catalana] organiza un seminario sobre política vasca dentro de cinco años, prometo venir. Pero deberá ser de 2014 en adelante".

El ex dirigente peneuvista dedicó su disertación a definir los atributos de un líder, a quien debe exigírsele que sea capaz de tomar decisiones arriesgadas y "estar dispuesto a la renuncia del poder". "Tiene que comprometerse, aunque le vaya el puesto y la vida en ello". Agregó que debe contar con un proyecto claro que haga "soñar" a la gente, tener credibilidad, valores y visión de futuro; ser alguien con "la cabeza en las nubes pero los pies en el suelo", una condición que ha propulsado a Barack Obama a la presidencia de EE UU.

- Elorza no ve un gobierno estable. El alcalde de San Sebastian dijo que los resultados son "complicados" y no permiten "en ningún caso un gobierno que tenga la suficiente estabilidad para abordar los problemas que se presentan en el País Vasco". Aseguró que Patxi López es quien más posibilidades de gobernar, pero "la gestión del país va a ser una labor de titanes". Se mostró preocupado porque se "recrudezca la confrontación frentista".

- Guerra cree que PSE y PP no pueden arrepentirse. El presidente de la Comisión Institucional del Congreso, Alfonso Guerra, cree que, aunque quisiera, el PSE no puede ya dar marcha atrás en su idea de presentar la candidatura de Patxi López como lehendakari, y que el PP tampoco puede dejar de apoyarle, dadas las expectativas creadas en el País Vasco. El diputado socialista apuntó que en el último año se ha generado una expectativa de cambio en la sociedad vasca.

- Azkuna: "Tienen que hablar los partidos". El alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, indicó que ahora "los que tienen que hablar son los partidos". "Yo ya no hablo de eso. He participado en campaña y no tengo nada que decir ahora".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de marzo de 2009