Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Michael Jackson anuncia "la caída final del telón"

El cantante dará una última serie de conciertos el mes de julio en Londres

"Eso es todo, y cuando digo que se ha acabado lo digo en serio. Os veré en julio y ésas serán mis últimas actuaciones en Londres". El anuncio de la esperada reaparición en los escenarios de Michael Jackson, que el propio cantante confirmaba ayer con una multitudinaria comparecencia en la capital británica, acabó trastocándose en el mensaje de despedida de una de las grandes figuras de la música del último siglo. Imposible discernir de sus escuetas declaraciones si ese adiós tendrá su réplica en otras ciudades del planeta, pero Jackson pronunció bien clara la frase más temida por sus seguidores: "Ésta es la caída final del telón".

Ataviado con un traje de seda negro y brocados de plata, las complejas facciones parapetadas bajo el pelo lacio y unas gafas de sol, el artista, de 50 años, se presentaba en el escenario del recinto de conciertos 02 como plataforma publicitaria de la decena de conciertos que protagonizará en Londres el próximo verano. Los detalles de las fechas todavía no han sido desvelados, ni siquiera en los carteles promocionales que desde ayer inundan las estaciones de metro de la ciudad. "Interpretaré las canciones que mis fans quieren oír", prometió Jackson, frustrando las especulaciones de que esa reaparición coincidiría con la salida de su primer álbum de los últimos ocho años. Apenas habló dos minutos, suficientes para que el foro estallara en una aclamación.

Los detalles de las fechas de las actuaciones no han sido desvelados

"Interpretaré las canciones que mis 'fans' quieren oír", promete el artista

Después de unos años en los que la música ha pasado a segundo plano, a causa de su deriva excéntrica, los problemas con la justicia (fue exonerado de abusar de un menor en 2005) y el maltrecho estado de sus finanzas, Jackson ha elegido Londres para su breve regreso por serle un mercado más adepto hoy que el americano. Ya lo intentó sin éxito en 2006, cuando el "miedo escénico" paralizó su prevista actuación en los World Music Awards, en Londres. Tuvo que ser sustituido por otro artista, y sólo al final de la gala accedió a comparecer para entornar el estribillo de We are the world.

Lo impreciso del calendario londinense anunciado ayer deja abierta la posibilidad de que Jackson amplíe el número de actuaciones, aunque fuentes del sector consideraban difícil que intente igualar el récord establecido en el mismo escenario del 02 por uno de sus rivales en el cetro de la música: Prince protagonizaba en 2007 una veintena de actuaciones consecutivas en aquel recinto, con una capacidad para 20.000 personas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de marzo de 2009