Nissan fabricará 45.000 unidades de la nueva furgoneta en Barcelona

La Generalitat pacta créditos y ayudas para I+D y formación de trabajadores para que Seat pueda producir el Audi Q3 en Martorell

Buenas noticias para el sector del automóvil en Cataluña, que empieza a ver la luz tras varios meses de oscuro tunel. Nissan confirmó ayer lo que era un secreto a voces: la fabricación de una nueva furgoneta en las instalaciones de la Zona Franca de Barcelona. Es la que había asignado inicialmente a Tánger, pero como la crisis financiera ha obligado a la multinacional a revisar todas sus inversiones y lanzamientos, ha decidido anular el proyecto de Marruecos (véase EL PAÍS del pasado 23 de enero) y ha optado por España.

En Barcelona hay una planta que funciona, productiva, que ha demostrado que puede ser competitiva y que lo será todavía más gracias al acuerdo alcanzado la semana pasada entre la dirección y los sindicatos mayoritarios para achicar la planta de la Zona Franca y dejarla con dos turnos y 2.800 puestos de trabajo, lo que implica la salida de 1.400 trabajadores.

La multinacional japonesa abre las puertas a acudir al Salón del Automóvil

Este acuerdo ha tenido mucho que ver con la decisión de la multinacional japonesa, subrayó ayer el consejero director general de Nissan en España, Fumiaki Matsumoto. Los trabajadores dejarán la empresa a través de prejubilaciones y bajas incentivadas con garantías de recolocación. Ya se han apuntado un centenar de empleados, según el directivo japonés.

Matsumoto tampoco escondió el papel que han desempeñado las "ayudas" del Gobierno central y la Generalitat. La inversión total que requiere el lanzamiento de la nueva furgoneta, bautizada como NV200, es de 200 millones de euros, cifró el directivo, que no detalló la contribución de las administraciones.

Fuentes conocedoras de las negociaciones aseguran que el Ministerio de Industria se ha comprometido con 100 millones de euros en 2009. La planta de Barcelona ensamblará 45.000 unidades anuales para el mercado europeo y empezará a fabricarlas antes de Navidad. Pero ésa es la previsión de partida y dependerá de cómo evolucione la demanda. Lo que sí garantiza la NV200 es carga de trabajo hasta 2012, cuando la multinacional deberá fabricar otro modelo en Barcelona.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Los sindicatos celebraron la decisión y recordaron que da respuesta a una de las demandas iniciales de los trabajadores, que exigían carga de trabajo adicional hasta el año 2012, y que gran parte del desarrollo de la nueva furgoneta se ha llevado a cabo en Barcelona.

Mientras Matsumoto atendía a los medios de comunicación en la Torre Nissan, en la plaza de Cerdà, en la sede del Departamento de Innovación, en el centro de la ciudad, altos cargos de esta consejería, de Economía, Trabajo y Presidencia se reunían con representantes de Seat para diseñar un plan de ayudas para que Volkswagen asigne a la planta de Martorell la fabricación del nuevo Q3 de Audi. La Generalitat ha pactado conceder créditos a Seat, que vehiculará a través del Instituto Catalán de Finanzas (ICF), anunció ayer la consejera de Trabajo, Mar Serna, en la rueda de prensa posterior al Consell Executiu.

Seat, que ha pedido más de 300 millones de euros al Ministerio de Industria para el Q3, también recibirá ayudas de la Generalitat para proyectos de I+D y para la formación de trabajadores afectados por suspensiones temporales; mientras se construye el centro integral FPCat en Martorell, previsto para 2010, los trabajadores se formarán en el Centro de Innovación y Formación Ocupacional (CIFO) de Sant Feliu de Llobregat, especializado en automoción.

La empresa pidió ayer que se pueda homologar el Exeo, su nueva berlina, como coche oficial de la Generalitat, y el Ejecutivo le recordó que las ayudas van condicionadas al nuevo Q3 y a que en su fabricación los proveedores catalanes tengan un papel predominante.

Por otra parte, la situación del Salón del Automóvil de Barcelona, que hace unas semanas estaba gravemente herido por la negativa de la patronal de los fabricantes españoles, la ANFAC, a acudir a él, podría dar un vuelco en las próximas horas. Mañana se celebrará una nueva reunión de la ANFAC e incluso Nissan, cuya matriz había rechazado estar presente en el salón, ayer no cerró la puerta a hacerlo.

La furgoneta que fabricará Nissan en la Zona Franca de Barcelona.
La furgoneta que fabricará Nissan en la Zona Franca de Barcelona.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS