Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido un alcalde del PSOE de Málaga por corrupción urbanística

Entre los 12 arrestados hay dos funcionarios de la Diputación provincial

Alcaucín, un pueblo malagueño de 2.500 habitantes donde las casas han brotado como hongos en los últimos años y que han comprado extranjeros atraídos por la naturaleza y su cercanía al mar, fue ayer el epicentro de la última operación contra la corrupción urbanística en la Costa del Sol. La Guardia Civil detuvo a su alcalde, José Manuel Martín (PSOE), y a otras 12 personas, entre las que hay arquitectos, técnicos de la Diputación Provincial de Málaga y empresarios de la construcción, acusados de promocionar, construir y vender urbanizaciones y viviendas diseminadas en suelo no urbanizable.

El PSOE abrió ayer mismo un expediente de expulsión contra el alcalde, que se sustanciará con su salida del partido, según fuentes de la dirección socialista.

Los vecinos de Alcaucín aplauden al regidor, que ha ganado cinco veces

Los ecologistas llevaron al fiscal el trato "benefactor" a una promotora

Judicialmente la causa, en manos del juzgado número 3 de Vélez-Málaga, también investiga pagos de los empresarios a cargos públicos "con dinero o en especie" para que hicieran la vista gorda en las irregularidades urbanísticas, las encubrieran o las impulsaran. A los arquitectos se les atribuye la confección de informes trucados y certificados falsos, con los que se alteraba la inscripción catastral y registral de las fincas. Un arquitecto ocupaba puestos técnicos en la Diputación, aunque su implicación estaría relacionada con sus actividades privadas y "en ningún caso" con el trabajo que desarrollan para la institución, según informó ayer el organismo supramunicipal, gobernado por PSOE e IU. El regidor, albañil de 55 años, reúne está acusado de cohecho, blanqueo, prevaricación, tráfico de influencias, falsedad, estafa y delitos contra la ordenación del territorio.

Martín, ganador de las últimas cinco elecciones con mayoría absoluta, recibió el apoyo de sus vecinos. El fiscal General del Estado, Cándido Conde-Pumpido, afirmó ayer que esta operación demuestra que la Fiscalía persigue "hechos delictivos" con independencia del "signo político". Entre los detenidos en el municipio también se encuentra el aparejador municipal, el dueño de la promotora Crocasa SL, el propietario de la inmobiliaria Alta Axarquía, y cinco familiares, entre los que están las dos hijas del alcalde.

En la Diputación de Málaga, organismo que no tiene competencias urbanísticas sino que asesora y presta asistencia a los municipios pequeños y les realiza proyectos arquitectónicos y planes, detuvieron al jefe de servicio de arquitectura, José Mora Lampérez, y la secretaria Susana López Perea.

Alcaucín se ha convertido en un rompecabezas urbanístico. En la última década, el Gabinete de Estudios de la Naturaleza de la Axarquía, GENA-Ecologistas en Acción ha presentado más de 100 denuncias por infracciones medioambientales. Las parcelas edificadas han pasado de 1.025 en 1998, a 1.169 en 2002, y a 1.538 en 2007, según los datos de la Dirección General del Catastro.

La Junta de Andalucía ha impugnado 28 licencias de obras concedidas por el Ayuntamiento contrarias a la ley. Se han dictado 18 sentencias, todas ellas contrarias al consistorio.

En diciembre de 2006, Ecologistas en Acción llevó a la fiscalía malagueña el tratamiento "excesivamente benefactor" que el alcalde de tenía con la empresa Crocasa SL, a la que recalificó unos terrenos para construir un edificio de 45 apartamentos. En su denuncia, los ecologistas aseguraban que la operación urbanística había beneficiado a dos de las hijas del alcalde del PSOE.

La Guardia Civil hizo una decena de registros en domicilios y sedes privadas y públicas, entre ellas el Ayuntamiento de Alcaucín, la Jefatura de Arquitectura de la Diputación de Málaga y despachos de asesores. También se desplazaron a Cartaya (Huelva) para inspeccionar la segunda residencia de uno de los empresarios malagueños implicados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de febrero de 2009