Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ureña releva a Suárez al frente de la división española de EADS

El único consejero español votó en contra de la destitución

El anunciado relevo de Carlos Suárez por Domingo Ureña-Raso al frente de la división española de EADS se consumó finalmente ayer. El consejo de administración del gigante aeronáutico europeo aceptó, en una sesión virtual (los consejeros no se reunieron físicamente), la propuesta del presidente de la compañía, el francés Louis Gallois, de poner fin anticipado al mandato de Suárez, que concluía en 2012.

En un gesto de carácter testimonial, el único representante español, el ex ministro de Industria Juan Manuel Eguiagaray, votó en contra de la destitución de Suárez como tal, aunque su postura no supone objeción alguna a la persona de Ureña. Éste seguirá en la compañía como asesor especial de Gallois para el proceso de integración de la División de Aviones de Transporte Militar (MTAD, según sus siglas en inglés) en Airbus, al menos hasta que culmine este proceso, el próximo 1 de abril.

Gallois promete informar a España de la integración de CASA en Airbus

A pesar de que el ministro de Industria, Miguel Sebastián, se opuso inicialmente a la sustitución, ayer por la tarde recibió en su despacho tanto al sustituido Suárez como al sustituto Ureña.Fuentes de su departamento explicaron que el Gobierno no ha puesto tampoco "ninguna objeción" al nuevo responsable de EADS-CASA y la MTAD, que pasa a denominarse Airbus Military.

Domingo Ureña-Raso, nacido hace 50 años en Camarena (Toledo), es un ingeniero aeronáutico que ha desarrollado toda su carrera en la compañía y que actualmente trabajaba en la sede central de Airbus, en Toulouse (Francia), como responsable del plan de reestructuración y ahorro denominado Power 8.

Según fuentes de Industria, Sebastián pidió a Suárez que, desde su nuevo puesto, esté vigilante sobre el proceso de integración, para que se cumplan las condiciones acordadas en diciembre pasado, de forma que la división de aviones militares, con sede en España, no se diluya en Airbus sino que se mantenga como una unidad de negocio independiente. Fueron precisamente las diferencias de Suárez con la forma en que el presidente de Airbus, el alemán Tom Enders, diseñó la integración las que desencadenaron su relevo.

Ureña transmitió a Sebastián el compromiso de Gallois de realizar un "seguimiento exhaustivo" del proceso e informar periódicamente al Gobierno español.

A continuación, Suárez y Ureña acudieron a la sede de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) para reunirse con su presidente, Enrique Martínez Robles, y con Eguiagaray.

España, a través de la SEPI, posee un 5,5% de EADS. Su intención es elevar ese porcentaje pero, sobre todo, aumentar su participación en la fabricación de los productos de Airbus que, según los modelos, oscila entre el 7,5% y el 10%, mientras que el mercado español absorbe hasta un 15% de las ventas de la compañía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de febrero de 2009