Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los escándalos que afectan al PP

La oposición de Xàtiva denuncia trato de favor del PP a una empresa local

Los grupos de la oposición en Xàtiva, PSPV-PSOE y Bloc, han denunciado lo que consideran un "trato de favor" del Ayuntamiento de Xàtiva -gobernado por el PP con mayoría absoluta- a una empresa de servicios local, Sarri-Hogar SL, cuyo propietario, Antonio Sarrión, tiene una relación probada de amistad con diversos concejales del consistorio y, especialmente, con el también diputado autonómico Vicente Parra.

La oposición, además, denuncia que algunas de las contrataciones presentan presuntas irregularidades. La denuncia, recogida por el diario Levante-EMV, se basa en el hecho de que durante todo el año 2008, el Ayuntamiento adjudicó hasta un total de 222 servicios, de los cuales 215 se contrataron de forma discrecional, según se recoge en las facturas recopiladas por el Grupo Muncipal Socialista.

La mayoría de las actuaciones, de un importe moderado, estarían en los límites que marca la ley, pero el volumen total facturado entre Sarri-Hogar SL y el Ayuntamiento de Xàtiva, que ha llegado en 2008 a los 1,3 millones de euros, legitima al portavoz socialista, Roger Cerdà, a comparar esta actuación con las polémicas adjudicaciones del consejero Serafín Castellano a la constructora de un amigo. "La ley posibilita la adjudicación directa de obras de baja cuantía, pero para agilizar los trámites, no para que siempre se beneficien los mismos", sentencia Cerdà, que califica al dueño de la empresa como "el concejal popular número 13".

Se da la circunstancia de que desde el año 1999, en que Sarri-Hogar SL contrató con el Ayuntamiento presidido por Alfonso Rus 178.000 euros, la facturación ha ido aumentando paulatinamente cada ejercicio.

Ayer, la portavoz del Bloc, Cristina Suñer, revelaba que dos de las facturas de Sarri-Hogar SL habían sido bloqueadas por la intervención municipal por posibles irregularidades. En concreto, el Ayuntamiento encargó las actuaciones, de forma verbal, sin apertura de expediente, y luego la empresa las facturó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 22 de febrero de 2009