Elecciones 1-M

EB insta al PSOE a recuperar su historia republicana y apostar por el federalismo

Junto a la escultura de Néstor Basterretxea en homenaje a las víctimas de la guerra civil, ubicada en el parque de Doña Casilda de Bilbao, el candidato de EB a lehendakari, Javier Madrazo, defendió ayer el modelo de gobierno basado en una república federal y aprovechó para hacer un reconocimiento "a todas las personas que sufrieron persecución, exilio, cárcel, e incluso la muerte, por defender la legitimidad de la República" en la guerra civil y la posterior dictadura franquista.

En su opinión, las instituciones y la sociedad tienen todavía una deuda con quienes se enfrentaron al alzamiento fascista y al régimen totalitario, "sabiendo que con ello ponían en peligro su vida. Todo el trabajo que realicemos en este sentido será siempre insuficiente".

En este contexto, Madrazo instó al PSOE a recuperar su larga historia republicana porque es la mejor fórmula para lograr la normalización política en el País Vasco. "La transversalidad y la pluralidad pasan, necesariamente, por una apuesta federal, que reconozca el derecho a decidir y garantice políticas de integración y cohesión social", subrayó.

Madrazo aseguró que su partido "nunca dará por buena, válida y legítima la Monarquía" porque EB es una formación política "republicana, de convicción y de corazón". "La monarquía", añadió, "es una institución "antidemocrática por definición, pertenece al pasado y no representa el futuro. No se puede ser comunista, socialista, anarquista o progresista y ser, al mismo tiempo, monárquico". Por ello, consideró que el PSOE "tiene que recuperar su historia republicana, a la que renunció en la transición, aceptando las imposiciones de la derecha y los poderes fácticos".

Para Ezker Batua, el federalismo es, hoy por hoy, el auténtico punto de encuentro entre sensibilidades e ideologías distintas. "El federalismo puede y debe definir las relaciones entre Euskadi y el Estado español en el siglo XXI, desde el respeto mutuo, la profundización del autogobierno y la superación de la división actual entre nacionalistas y españolistas. Resulta una alternativa válida y legítima, plenamente vigente en países de larga tradición democrática, en la que conviven pacíficamente sensibilidades e ideologías diferentes".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 20 de febrero de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50