Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El consejo de Unicaja autoriza sin fisuras negociar la fusión con CCM

La entidad deja abierta la posibilidad de otras uniones en Andalucía

Unicaja dio ayer el primer paso formal para la fusión con la Caja de Castilla-La Mancha (CCM), autorizar las negociaciones, y lo hizo además sin ningún atisbo de controversia política en el horizonte. Al contrario que en Castilla-La Mancha, el PP de Andalucía respalda la operación, a la que no pone más cautela que algo tan obvio como que resulte "rentable y beneficiosa" para Unicaja.

El consejo de administración de Unicaja autorizó por unanimidad al presidente, Braulio Medel, a "desarrollar los trabajos y conversaciones pertinentes para un posible proyecto de integración entre ambas entidades", según explicó la caja en un comunicado que fue remitido también a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Medel informó al consejo de los "contactos prospectivos" mantenidos hasta ahora con CCM, así como de las conversaciones con el Banco de España, que auspicia la operación, y que cuenta además con el apoyo explícito de los gobiernos autonómicos respectivos a los que en última instancia corresponderá autorizarla.

El comunicado de Unicaja habla genéricamente de "integración", y no de fusión, y es que la operación parece más encaminada en realidad a una absorción que permita rescatar de CCM de sus dificultades financieras.

Según Unicaja, el proyecto de integración "quedaría condicionado a los correspondientes estudios de viabilidad económica y financiera". Fuentes de la entidad explicaron que, aunque parezca lo contrario, de momento la operación está "muy verde" y que ahora es el momento en el que se examinarán de verdad las posibilidades cuando se conozca en profundidad la realidad de la entidad castellanomanchega.

En este sentido, CCM recibió ayer malas noticias. Fitch Ratings, la agencia de calificación de riesgo, rebajó al grado de especulación, también conocido como bonos basura, la calificación a largo plazo de la entidad, que pasa de BBB+ a BB+. Fitch dice que la caja precisará de ayuda externa, en forma de una inyección de capital estatal o de una fusión "con una caja más fuerte".

Uno de los elementos fundamentales para la operación son las aportaciones del Fondo de Garantía y las ayudas públicas que el Banco de España se ha comprometido a aportar para tapar por completo el agujero financiero de CCM. El objetivo de Unicaja es que la fusión con CCM no perjudique los excelentes indicadores de solvencia de los que ahora disfruta.

En el caso de que finalmente prosperen las negociaciones con CCM, como parece probable, Unicaja

no renunciará al proyecto de caja única andaluza. Resulta muy significativo el interés que puso la dirección de la caja que preside Braulio Medel en dejar clara esta posición en el mismo momento en que informó de la apertura de negociaciones con CCM, de forma que el escueto comunicado que emitió concluía con la siguiente referencia: "Una potencial unión entre Unicaja y CCM no sólo no excluiría en un futuro la fusión con otras entidades, sino que quedaría abierta a las mismas y, en particular, a las de otras entidades de Andalucía y Castilla-La Mancha".

El presidente de la Junta, Manuel Chaves, insistió cuando comprometió el respaldo del Gobierno andaluz a la fusión entre Unicaja y CCM que ésta no debía comprometer el objetivo de la caja única andaluza.

El presidente de CCM, Juan Pedro Hernández Moltó, admitió el miércoles los contactos para la posible fusión con Unicaja, pero matizó que se trata sólo de una de las "muchas opciones" de futuro con las que trabaja.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de febrero de 2009