Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los escándalos que afectan al PP

Un consejero de Camps contrató a la empresaria a la que da obras a dedo

La dueña de la constructora trabaja de auxiliar del PP en las Cortes Valencianas

Auxiliar administrativa por la mañana y constructora por la tarde. Serafín Castellano Gómez, consejero de Gobernación del PP de la Comunidad Valenciana, contrató en 1996 a María Ángeles González García, la dueña de la constructora a la que este político otorga obras a dedo, como auxiliar administrativo del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes Valencianas.

El consejero del presidente de la Comunidad, Francisco Camps (PP), ha adjudicado con frecuencia concursos y obras a dedo a la empresa Construcciones Taroncher y Asociados, SL, con la que él y su esposa tienen estrechas vinculaciones personales. Ambos comparten un crédito hipotecario solidario con la dueña de la constructora en la compra de unos terrenos en Llíria (Valencia) de los que los tres son propietarios.

"La fiché porque nos hacía falta personal", explica Castellano

El alto cargo dice que en su mandato la firma facturó 600.000 euros

María Ángeles González todavía trabaja como auxiliar para el Grupo Parlamentario Popular pese a que la constructora de su propiedad, con sólo cinco empleados, ha facturado en los últimos siete años más de siete millones de euros, en su mayoría con el Gobierno valenciano.

El contrato de auxiliar administrativa de la dueña de Construcciones Taroncher y Asociados S. L. lo firmó el actual consejero de Gobernación el 31 de marzo de 1996 y su salario base es de 2.865 euros. "Estoy trabajando en otro sitio. No lo sé, yo no llevo nada de esto", contestó anteayer la empresaria cuando un redactor de este periódico la telefoneó a las Cortes y preguntó por las obras que lleva a cabo su empresa en la Consejería de Gobernación.

Castellano reconoce que contrató personalmente a la dueña de Construcciones Taroncher, y lo explica así: "Yo la contraté hace años como auxiliar de nuestro grupo. Creo que entonces estaba en el consejo de dirección y hacia falta personal". José Miguel Pérez Taroncher, apoderado de la empresa, y el consejero de Gobernación son amigos. Juegan juntos partidos de pelota y cazan pájaros los fines de semana. María Ángeles González creó su empresa en agosto de 1996, cinco meses después de ser contratada por el consejero.

Serafín Castellano protagonizó ayer una rueda de prensa en Valencia en la que negó haber beneficiado a la empresa de sus amigos y se mostró dispuesto a que se investigue su patrimonio. Castellano reconoció que durante los últimos dos años ha otorgado contratos menores, los que no necesitan concurso, a Construcciones Taroncher y Asociados S. L., por valor de 171.034 euros. Y añadió que en la última década, coincidiendo con su mandato al frente de tres consejerías, la constructora ha logrado contratos en concursos públicos por valor de otros 391.450 euros.

El consejero no precisó los contratos menores obtenidos por esta empresa durante esos diez últimos años, pero se comprometió a hacerlo. Construcciones Taroncher y Asociados S. L. ha obtenido la mayoría de sus obras mediante los citados contratos menores, inferiores a 50.000 euros, que según la ley no salen a concurso y facilitan la adjudicación directa. "Creo que a ninguno de ustedes se le escapa que en los tres departamentos que he dirigido, he adjudicado miles de millones de las antiguas pesetas. Que cada uno saque sus conclusiones", informa Cristina Vázquez.

Castellano repitió ayer que "lo ético es cumplir la legalidad" e insistió en que sólo habría un conflicto de intereses si hubiera adjudicado "grandes obras" a la empresa de sus amigos. Según su versión, los contratos otorgados por él a Taroncher lo fueron de acuerdo al precio, las mejoras y las garantías ofrecidas por la empresa. Añadió que la empresa se presentó a otros concursos y fue rechazada porque no reunía las condiciones exigidas por las bases, pero no especificó cuántas veces, en qué concursos ni cuáles fueron las adjudicatarias. Tampoco explicó la celeridad con la que esta empresa cobra sus trabajos. Una rapidez que sorprende a sus competidores.

Los contratos más recientes adjudicados por Castellano a Taroncher son los siguientes: obras de adecuación de la nueva sala de mando y control del Centro de Coordinación de Emergencias 112 de L'Eliana por 29.986 euros, adjudicado el 2 de julio de 2008; instalación del alumbrado de la primera planta y planta principal de dicho centro por importe de 11.691 euros, asignado el pasado 25 de septiembre; instalación de una cortina en el centro de emergencias por importe de 2.358 euros; instalación de alumbrado en la planta baja y cubierta, por valor de 8.816 euros, e instalación de detección de incendios y emergencias, por importe de 4.365 euros. Las tres últimas obras fueron aprobadas el 26 de septiembre de 2008.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de febrero de 2009