Los escándalos que afectan al PP

Agag y sus amigos implicados

Algunos de los amigos de Alejandro Agag que acudieron a su boda con Ana Aznar, hija del ex presidente del Gobierno José María Aznar se han dedicado estos años a la política y a los negocios con resultados traumáticos para ellos.

Al menos tres de esos amigos han caído estos días en la red de supuesta corrupción que investiga el juez Baltasar Garzón. El cabecilla de la trama, Francisco Correa, fue uno de los testigos de la boda de Agag, y era un viejo conocido de todo el PP pues se encargaba de montar todos los eventos durante la era Aznar. Ahora ha sido detenido por orden de Garzón y en las grabaciones aportadas al sumario aparecen sus palabras amenazantes hacía políticos que no se pliegan o sus reflexiones sobre las maneras de hacer negocios rápidos y muy rentables.

Más información

Otro testigo de la boda, también amigo y, además, ex socio de Alejandro Agag en alguna empresa, fue imputado ayer por Garzón. Se trata del empresario Jacobo Gordon.

Por último, Alberto López Viejo, consejero de Deportes de la Comunidad de Madrid hasta ayer mismo, también fue uno de los invitados a la boda, así como Álvaro Pérez Alonso. Sus relaciones con Correa le han llevado al precipicio.

Aguirre decidió prescindir de sus servicios el pasado lunes tras comprobar que el departamento de López Viejo había contratado, en alguna ocasión con bastantes anomalías, servicios de la red empresarial que dirigía Correa.

El desmantelamiento de esta trama empresarial por la actuación de la Fiscalía Anticorrupción y del juez Baltasar Garzón ha supuesto un terremoto dentro del PP.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 10 de febrero de 2009.

Lo más visto en...

Top 50