Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los escándalos que afectan al PP

Cospedal enmienda a Aguirre y abre expediente a los imputados del PP

El PSM pedirá la reprobación de López Viejo si no entrega el acta de diputado en una semana

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, antes de la conferencia de prensa.
La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, antes de la conferencia de prensa. EFE

María Dolores de Cospedal ha enmendado la plana hoy al PP de Madrid al afirmar, en contra de lo dicho el jueves pasado por el consejero de Sanidad y secretario de Comunicación de los populares madrileños, Juan José Güemes, que el PP sí va a expedientar a los dos imputados en la trama de corrupción y tráfico de influencias: el dimitido alcalde de Boadilla del Monte, Arturo González Panero, que se ha quedado como concejal y como presidente del PP local, y el ex alcalde de Majadahonda y ex presidente del Mercado Puerta de Toledo, Guillermo Ortega. "Vamos a abrir expediente informativo a las personas imputadas en esta causa", ha anunciado De Cospedal.

Güemes cerró filas el jueves y dijo que el PP de Madrid no abriría expediente, "de momento" a ninguno de los miembros del partido que están imputados en la operación Gürtel (correa en alemán) lanzada por el juez Baltasar Garzón y que han dimitido, uno, Ortega, de manera fulminante nada más conocerse la trama y otro, González Panero, tres días después y en medio de fuertes presiones, amagos y anuncios. Cuatro días después, la secretaria general del PP ha confirmado que el Comité de Derechos y Garantias de su partido les ha abierto "expediente informativo". Son, ha precisado Cospedal, expedientes informativos, "el paso previo" al posible expediente disciplinario, y aunque no ha concretado los nombres, De Cospedal se ha referido a los dos cargos imputados de momento. En una rueda de prensa en la sede nacional del PP, tras la reunión del Comité de Dirección del partido, De Cospedal ha aclarado, eso sí, que no se ha abierto expediente al ex consejero de la Comundiad de Madrid, Alberto López Viejo, dado que no está imputado. López Viejo presentó su renuncia por este escándalo y es uno de los principales sospechosos de percepción de sobornos.

El PP se aferra a la cacería

Aunque no ha dado detalles sobre la marcha de la investigación interna, ha insistido en varias ocasiones en que sólo se centrará en las personas "imputadas" y no en todas aquellas cuyo nombre ha aparecido en los medios de comunicación como relacionadas con el caso. El objetivo del PP es dejar sentada la "honorabilidad" del partido, reponer su buen nombre e impedir, en su caso, que nadie use el nombre del PP para "conseguir beneficios económicos" ilícitos o para lograr "réditos políticos en período electoral". Dicho esto, Cospedal ha insistido en que la voluntad de la dirección del PP es ser "implacable" y actuar con toda "serenidad y firmeza" contra cualquiera que pretenda "enfangar" la honorabilidad del PP. En cuanto a su ofensiva contra la Justicia y el ministro Mariano Fernández Bermejo, Cospedal ha anunciado una batería de preguntas parlamentarias sobre la cacería en la que participaron Garzón y Bermejo. En esa bateria de preguntas, el PP pide explicaciones por la presencia en esa monteria del comisario de Policía Judicial que, a su juicio, tiene una "curiosa" trayectoria, en la que aparece el caso Roldan y los papeles de Laos.

Por otro lado, el grupo socialista de la Asamblea de Madrid promoverá la reprobación en la cámara de Alberto López Viejo si en una semana no devuelve su acta de diputado autonómico. Lo ha anunciado esta mañana el secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM-PSOE), Tomás Gómez, quien ha subrayado: "Hay que tener mucha cara para seguir sentándose en el Parlamento autonómico ante indicios tan fundados de cobros de comisiones y delitos tipificados en el código penal". Aunque ya no es consejero, el popular sigue ostentando su cargo como diputado autonómico, una condición que le permite ser aforado ante un proceso judicial y, por tanto, ser investigado por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, competente para dirimir posibles responsabilidades penales de altos cargos autonómicos.

Aguirre: "Ya ha dimitido"

En una reunión de la ejecutiva regional del PSM, Gómez ha considerado "evidente que hay indicios más que fundados de que López Viejo ha incurrido en un acto delictivo" y ha argumentado que "alguien que es indigno para ser consejero del Gobierno de la Comunidad de Madrid es indigno también para ser diputado autonómico". El mismo argumento lo aplican al dimitido alcalde de Boadilla de Monte, Arturo González Panero, al que piden que entregue su acta de concejal. González Panero, además de edil, sigue siendo presidente del PP local. Gómez también ha considerado "increíble" e "inadmisible" que el PP "no haya abierto ningún expediente informativo" a López Viejo y ha insistido en que Esperanza Aguirre tiene que "contar lo que sabe a los ciudadanos". Preguntada hoy en un acto por este asunto, Esperanza Aguirre ha afirmado que López Viejo "ya ha dimitido". Por su parte, Güemes ha asegurado que "si hay algún dirigente o militante que no ha estado a la altura de lo que se espera de un militante del PP, naturalmente que hay que depurar todas las responsabilidades, tanto en el ámbito judicial como político". Al ser preguntado por si el PP apoyaría la reprobación del ex consejero, Güemes ha insistido en que él es el primer interesado "en que se depuren todas las responsabilidades que sean necesarias".

Según viene publicando este diario, el presunto cabecilla, Francisco Correa, llega a manejar varios millones de deuda de la comunidad madrileña con las firmas de su trama, en su mayoría a partir de contratos presuntamente logrados con la mediación irregular de López-Viejo. Correa lo retrataba así en las grabaciones: "Alberto se lleva una parte de cada acto que se hacía, aquí un kilo, aquí medio". Incluso proclamaba en una charla que el consejero de Aguirre le indicaba cómo debía fraccionar el contrato y utilizar una empresa blanca, fuera de toda sospecha, para cobrarle al Gobierno de Madrid sin levantar sospechas. La finalidad, según Correa, de tales contratos del Gobierno de Aguirre en favor de su red era financiar actos electorales del PP de Madrid, algo que niegan tajantemente altos cargos de la dirección nacional del PP. El juez Garzón está investigando a varios aforados, entre ellos a López-Viejo. Garzón tiene que dirimir en los próximos días si remite los datos que tiene contra los aforados a los tribunales competentes.