La crisis económica pone a prueba la coalición de gobierno en Alemania

Merkel cambia de ministro de Economía en la peor recesión desde la posguerra

La canciller alemana, la democristiana Angela Merkel (CDU), se vio forzada ayer a cambiar a su ministro de Economía después de que el socialcristiano Michael Glos (CSU), de 64 años, presentara su dimisión de forma inesperada durante el fin de semana. Un joven político de 37 años, experto en política exterior y compañero de partido de Glos, Karl-Theodor zu Guttenberg, será su sustituto. Este inesperado cambio en un puesto ministerial clave es fruto de la batalla por el poder que se libra en el bloque de centro-derecha de la coalición liderada por Merkel y pone en evidencia la credibilidad del Gobierno, justo cuando Alemania se enfrenta a la peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial y en pleno año electoral.

El relevo ministerial es el fruto de la batalla que se libra en el centro-derecha
El cambio se produce a siete meses de las elecciones federales

Más información

La marcha de Glos, según los analistas, se debe a su falta de influencia en la política económica del Ejecutivo federal, donde se ha mostrado mucho más fuerte el titular de Finanzas, el socialdemócrata Peer Steinbrück (SPD). Por ello, pocos creen que la llegada de Guttenberg, que hasta el año pasado era poco conocido fuera de Baviera, vaya a producir grandes cambios. "Ha aceptado un trabajo difícil en un momento en el que debemos seguir combatiendo la crisis económica internacional", afirmó ayer Merkel en una conferencia de prensa en Múnich. Guttenberg dijo que estaba preparado para el puesto.

La confusión en torno al reemplazo de Glos es, según los analistas, una prueba de la debilidad de la coalición. Para empezar, Glos dimitió por carta el sábado, cuando la canciller estaba en la Conferencia de Seguridad de Múnich. Sorprende también la reacción del desprevenido Horst Seehofer, presidente de la CSU y primer ministro de Baviera, que no aceptó la dimisión de Glos y dio así pie a un fin de semana de incertidumbre. Por último, también sorprende que llegue al Ministerio de Economía un político joven y experto en política exterior que apenas llevaba unos meses en la secretaría general de la CSU (partido hermano de la CDU de Merkel en Baviera). Este espectáculo llega en plena crisis económica y a siete meses de las elecciones federales.

El éxito de Guttenberg, joven político de ascendencia aristocrática cuyo futuro se veía brillar desde hace tiempo, sorprende por lo precipitado. Un editorialista del diario Süddeutsche Zeitung explica que "está en el Ministerio por dos razones: porque está en el partido indicado y porque proviene de la provincia de Franconia: no se ha considerado si es lo suficientemente competente". Ilustra así el diario las complejidades de la gran coalición entre los democristianos (CDU/CSU) y socialdemócratas (SPD) que gobierna Alemania desde 2005. También las divergencias (por ejemplo, en material fiscal) entre la CSU, que según el pacto de coalición nombra dos ministros federales, con la CDU. En todo caso, Glos (también procedente de Franconia) le deja a su paisano una difícil herencia en uno de los ministerios más difíciles. Basta echar un vitazo a los tres años que ha aguantado Glos con la cartera: ni siquiera la crisis le permitió desligarse de las tradicionales trabas que le imponen los otros ministros. El titular de Finanzas, el socialdemócrata Steinbrück, se ha repartido con Merkel el protagonismo en las espectaculares medidas anticrisis adoptadas por el Gobierno. Sus disputas, más o menos públicas, con Seehofer y con el ministro de Medio Ambiente, Sigmar Gabriel (SPD), han dado titulares desde 2005.

La designación de Guttenberg significa un inesperado empujón a la cura de rejuvenecimiento que le está aplicando Seehofer a su partido. Parte de la misión del joven doctor en Derecho es contribuir a la recuperación de la CSU en Baviera. Guttenberg no viste los trajes regionales a los que la CSU es tan afín y evita el dialecto en sus apariciones públicas, en las que muestra un notable talento retórico. Ahora se enfrenta al examen de oposición y socialdemócratas, que ven en el culebrón del fin de semana un buen flanco para atacar a sus rivales electorales.

El nuevo ministro de Economía alemán, Karl-Theodor zu Guttenberg, durante la conferencia de prensa de ayer en Múnich.
El nuevo ministro de Economía alemán, Karl-Theodor zu Guttenberg, durante la conferencia de prensa de ayer en Múnich.REUTERS

Nueva generación

- Guttenberg tiene 37 años y será el ministro de Economía alemán más joven desde la Segunda Guerra Mundial. También es el miembro más joven del Gobierno.

- Es socio de la Unión Social Cristianal (CSU, en sus siglas en alemán), el partido hermano de la Unión Cristianodemócrata (CDU) en Baviera. Su ascenso en el partido ha sido fulgurante.

- Se convirtió en el secretario general de la CSU el año pasado. Es diputado del Bundestag desde 2002.

- Es politólogo y doctor en Derecho, además de experto en Defensa y miembro del Comité de Política Exterior del Parlamento. Pero no fue conocido a nivel nacional hasta que fue elegido secretario general de la CSU.

- Antes de entrar en política se encargaba del negocio de su aristocrática familia (su nombre completo es Karl-Theodor Maria Nikolaus Johann Jacob Philipp Wilhelm Franz Joseph Sylvester barón de Guttenberg).

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 09 de febrero de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50