Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El excedente y la caída de precios castigan al sector olivarero

Los precios del aceite de oliva en los últimos 12 meses han experimentado una caída cercana al 30%, según datos del sector, al pasar las cotizaciones medias en origen de 2,50 a 1,80 euros por kilo. Los precios de consumo han experimentado a su vez un recorte importante, con los aceites de marca blanca de la distribución en torno a los dos euros por litro frente a los 3,40 euros de hace un año. Los agricultores denuncian que no se ha repercutido totalmente la bajada.

La actual estrategia de algunos de los grandes grupos de distribución para potenciar las ventas con ofertas se está imponiendo a las industrias aceiteras. Esta estrategia podría traducirse en nuevas rebajas de los precios para los productores.

Las cotizaciones en origen han hundido la rentabilidad en los olivares intensivos y son ruinosas para el olivar tradicional, al no cubrir los costes de producción. Hace dos campañas, el aceite de oliva en origen llegó a cotizar por encima de los tres euros. Hoy, la aceituna se está pagando a menos de 0,36 euros, mientras que sólo los costes de recogida se sitúan ya en una media de 0,13 euros y llegan a los 0,18 euros en las zonas de menos producción. La actual crisis del olivar se debe principalmente a dos causas: elevada producción y caída de la demanda.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 9 de febrero de 2009