Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Guadalquivir será el eje de la gran ruta de turismo interior de Andalucía

Un consorcio en el que habrá seis diputaciones diseñará un plan de desarrollo

El río Guadalquivir debe convertirse en la gran ruta interior de Andalucía porque reúne requisitos y atractivos para configurar una potente marca turística, al estilo del Danubio o el Loira. Ése es el propósito del proyecto Guadalquivir Turístico que impulsa la Junta de Andalucía y que, en palabras del consejero de Turismo, Comercio y Deportes, Luciano Alonso, persigue "más allá del esfuerzo en la gestión del agua, dar un plus al río como eje vertebrador de un nuevo desarrollo económico y social de Andalucía".

El plan, que Alonso insiste en que será "muy ambicioso", dibujará una serie de actuaciones e inversiones para, por un lado, potenciar las actividades de ocio relacionadas con el río, junto a su gestión y conservación, y, por otro, impulsar y recuperar atractivos culturales y turísticos en su entorno y aglutinarlos en torno a la marca Guadalquivir. Hasta ahora ha habido focos localizados o iniciativas parciales de desarrollo turístico en puntos del cauce del río, por ejemplo las ciudades de Córdoba y Sevilla, pero siempre han sido aisladas y ahora se trataría de relacionarlas todas, sumar sinergias, y aglutinarlas en un proyecto conjunto más ambicioso.

Para coordinar y gestionar el proyecto se constituirá, antes de verano, un consorcio en el que participarán seis diputaciones provinciales correspondientes a la zona de influencia del río -sólo quedan excluidas Málaga y Almería-, además de representantes de municipios, organizaciones empresariales y sindicales y la fundación Nao Victoria. Junto a Turismo, también se implicarán en el proyecto otras tres consejerías de la Administración autonómica: Medio Ambiente, Cultura y Economía.

Este consorcio trabajaría en la planificación, gestión y promoción de forma integral del río, fijaría las prioridades de actuación y diseñaría las medidas que se consideraran oportunas. Las iniciativas, además, podrán beneficiarse de los incentivos que permite la declaración de evento de excepcional interés público Guadalquivir río de historia, por parte del Consejo de Ministros.

Por la cantidad de atractivos naturales, históricos, culturales, monumentales, urbanísticos o gastronómicos que pueden reunirse en torno al Guadalquivir, a lo largo de sus más de 600 kilómetros de cauce y a lo ancho de toda su área de influencia -en la que se concentra las dos terceras partes de la población andaluza-, la ambición de la Junta es configurar una marca potente. Se trata de que equilibre el desarrollo turístico de Andalucía, volcado masivamente sobre la costa, en un momento además en el que el turismo interior ofrece síntomas de retraimiento. "Ahora que la Junta tiene las competencias sobre el río, comprobamos que el Guadalquivir es una gran oportunidad", insiste Alonso.

Además de potenciar el desarrollo de las grandes ciudades monumentales, de las ciudades medias, o del turismo de los parques naturales -siete en el área de influencia del Guadalquivir-, el plan pretende impulsar segmentos como los congresos y convenciones, el turismo náutico, los cruceros, y el de aventuras y actividades al aire libre.

Turismo ya contempla algunos proyectos concretos que considera estratégicos para dar consistencia a la ruta, como un centro de interpretación del río y algunos proyectos vinculados al descubrimiento de América. Para aprovechar las posibilidades de los municipios del cauce navegable entre Sevilla y la desembocadura, en Sanlúcar, se proyecta construir una serie de pantalanes para permitir que los barcos puedan atracar, ya que hasta ahora no son posibles las estaciones de paso. Las posibilidades náuticas tienen también un interesante potencial en los pantanos de cabecera, en la provincia de Jaén.

La Consejería de Turismo tiene en proyecto habilitar una ruta verde de 50 kilómetros entre Sevilla y Sanlúcar apta para marchas a pie, a caballo y en bicicleta. A más largo plazo, además, se contemplan ideas como ampliar esta ruta a todo el cauce del río y recuperar trenes turísticos en algunos tramos donde puede haber una demanda suficiente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 9 de febrero de 2009