Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ciudad de Madrid entra en recesión y llega al 9,8% de parados

El Barómetro económico del Ayuntamiento ofrece previsiones muy negativas

La decimonovena edición del Barómetro de Economía de la ciudad de Madrid es un amplio documento con muchos gráficos de colores en los que ninguna curva es ascendente. En realidad una sí, la del paro. Crecimiento, confianza empresarial, inflación, turismo, construcción, matriculación de vehículos... Todas las variables imaginables caen en picado en un panorama que el concejal de Economía, Miguel Ángel Villanueva, definió como "momento crítico" y "más complejo de lo previsible". La ciudad de Madrid, cuyo Ayuntamiento ya debe unos 7.000 millones de euros a los bancos, afronta el reto con cierta ventaja respecto a otras ciudades. Pero "no hay que dormirse en los laureles", afirma Villanueva. Más dura puede ser la caída.

El aeropuerto de Barajas ha perdido un 13% de pasajeros en un año

Técnicamente, hay que esperar a conocer los datos de los dos próximos trimestres para decir que la capital ha entrado en recesión. Pero el Ayuntamiento prevé que de enero a marzo la cifra de crecimiento será de -0,6% y se prolongará en los siguientes tres meses. Nadie tiene duda de que la mayor ciudad de España (3,2 millones de habitantes) se instalará al menos un año en el crecimiento negativo.

Además, Madrid ha aumentado en 3,6 puntos su tasa de desempleo, que se coloca en 9,8%. Pese a ello, es inferior al de la Comunidad (10,15%) y al de la cifra global de toda España, que alcanza el 13,9%. Villanueva cree que, entre otros motivos, se debe a la menor dependencia que tiene la capital del sector de la construcción. Pero la caída en el ladrillo -que se lo pregunten al edil de Hacienda, Juan Bravo, que tuvo que modificar los ingresos previstos en esta materia- también ha sido brutal.

Por sectores, el de los servicios es el que mejor aguanta el temporal. En el apartado estrella de esta área, el turismo, también hay malas noticias, pero no catastróficas. La ocupación hotelera ha bajado respecto al año pasado en un 1,5%. "Estamos esperanzados. Somos uno de los últimos sectores en entrar en la crisis y seremos de los primeros en salir. Estamos bajando y de una forma importante, pero estoy convencido de que el turismo es hoy una necesidad. De todas formas, hemos pedido al Ayuntamiento que haga un esfuerzo especial en atraer turismo nacional", responde el presidente de la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid (AEHM), Jesús Gatell.

El aeropuerto de Barajas, la gran industria de la capital, que copa alrededor de un 10% del PIB de la ciudad, también se ha visto seriamente resentido. Tanto por la crisis como por la puesta en marcha del AVE Madrid-Barcelona. Así, el tráfico de pasajeros descendió un 13% en el último periodo, según el Barómetro.

El sector de la energía consigue mantener sus cifras en positivo, pero desciende un 3,3% el consumo respecto al año pasado. Este dato, sin embargo, también es atribuible a un consumo más responsable y sostenible de los ciudadanos, según Villanueva.

Más alarmantes son los números referidos a la confianza empresarial, que se ha desplomado desde una puntuación positiva de 34,4 hasta una nota de menos 26,67. "Es verdad que Madrid está algo mejor que el conjunto de España, pero la situación es muy crítica para muchas empresas, como lo demuestra el Indicador de Confianza Empresarial. Eso se traduce en pérdida de empleo, el reflejo más dramático de la crisis", explica el presidente de la Confederación Empresarial de Madrid (CEIM), Arturo Fernández.

La patronal reclamó hace dos días que se tomen "medidas excepcionales", como abaratar el despido, para afrontar la situación. "Los empresarios de Madrid están a disposición del Ayuntamiento para adoptar cuantas medidas considere necesarias que puedan influir en mejorar en algo la situación. Todas las administraciones, los agentes sociales y el conjunto de la sociedad deben aportar todo lo que puedan", insiste Fernández.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de febrero de 2009