Rus se niega a retirar los honores de Xàtiva a Franco

Francisco Franco Bahamonde continuará siendo, al menos de momento, alcalde honorario perpetuo e hijo adoptivo y predilecto de Xàtiva. La iniciativa del principal partido de la oposición en la capital de la Costera, el PSPV-PSOE, para retirar dichos honores al dictador, se encontró ayer con el muro de la mayoría absoluta del PP. Sus 12 concejales, incluyendo el alcalde, Alfonso Rus, presidente de la Diputación de Valencia y máximo dirigente provincial de los populares, se posicionaron en el pleno en contra de la iniciativa a pesar de que está avalada por la Ley de la Memoria Histórica.

Los populares se ampararon en un farragoso y ambivalente informe del secretario municipal que considera nulo el acuerdo plenario original, que data del año 1946, pero que también abría la puerta a que se iniciase un expediente de revocación para eliminar los títulos al dictador. Roger Cerdà, portavoz socialista, utilizó términos muy duros para definir la posición del PP. "Produce vergüenza que aún se mantenga el título a Franco, el dictador que bombardeó Xàtiva cuando tenía la guerra ganada", dijo, y recordó que la negativa de Rus coincide con el 70º aniversario de dicha incursión, una auténtica matanza en la que murieron 109 personas.

La existencia de los cargos honoríficos de Franco fue denunciada el pasado mes de noviembre por parte del historiador Miquel Lorente, portavoz del colectivo de Esquerra Unida en Xàtiva, formación sin representación municipal. El Grupo Socialista fue el encargado de presentar, en diciembre del año pasado, una moción para que los honores fueran revocados, iniciativa que contó con el respaldo del Bloc.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 06 de febrero de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50