Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Penas de 11 meses por los incidentes en el 'botellón' del Raval

Cuatro jóvenes aceptaron ayer penas de 11 meses de prisión por montar barricadas y apedrear escaparates durante el macrobotellón del Raval de 2006, que se saldó con medio centenar de detenidos y otros tantos heridos. El fiscal solicitó inicialmente tres años y medio de cárcel para cada uno de los implicados, pero rebajó su petición después de que los jóvenes reconocieran los hechos y aceptaran la pena inferior. Dado que carecen de antecedentes y la condena es inferior a los dos años de cárcel, los chicos eludirán la prisión.

Los hechos ocurrieron el 18 de marzo de hace tres años, durante el famoso botellón ilegal convocado en la Rambla del Raval para protestar por la ordenanza de civismo, que prohíbe el consumo de alcohol en la calle. Lo que comenzó como una fiesta derivó, de madrugada, en una batalla campal. Unos 200 jóvenes se enfrentaron a la policía y causaron los altercados más graves en Barcelona en los últimos años.

Entre ellos estaban Jordi Beguinzo, Andreu Arenas y los hermanos Xavier y Pau Mercadé. Los cuatro jóvenes, ahora condenados, colocaron barricadas, lanzaron piedras y botellas contra todo tipo de equipamientos, y derribaron motos estacionadas en la vía pública. Los jóvenes también han aceptado indemnizar con más de 5.000 euros a dos tiendas de Barcelona y con 600 al Ayuntamiento de Barcelona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de febrero de 2009