La historia de Zahra

En esos días de mayo de 2008 no sólo Elwali Elqadmi fue víctima de la represión policial. Otros 17 estudiantes de la Universidad Cadi Ayad de Marraquech fueron también detenidos y torturados en los calabozos de la comisaría de la célebre plaza Jamma el Fnaa atiborrada a todas horas de turistas.

Zahra Boudkour, de 21 años, fue entonces la única chica apresada. Cinco meses después, logró denunciar por teléfono desde la cárcel, donde está a la espera de ser juzgada, que durante cinco días fue torturada casi ininterrumpidamente. La ataron desnuda, contó, a un radiador cuando tenía la regla y así la contemplaron policías y compañeros de la universidad, según declaró a este periódico.

Siete de los jóvenes detenidos entonces fueron condenados en junio a un año de cárcel, pero Zahra y otros nueve están aún encarcelados y a la espera de ser juzgados por los disturbios que supuestamente causaron.

A finales de diciembre los estudiantes de Marrakech, y de otras muchas ciudades de Marruecos, volvieron a manifestarse, pero no ya para exigir una mejora de sus becas o de la calidad de la comida en la cantina sino en solidaridad con Gaza. Los antidisturbios fueron igual de violentos. En la madrugada del 29 de diciembre falleció, en el hospital Ibn Tofail, Abderrazak Gadiri, de 21 años, a consecuencia de los golpes que le propinaron, según denunciaron la Asociación Marroquí de Derechos Humanos y otras ONG marroquíes.

También hubo detenidos el mes pasado. En las redadas policiales cayó Meriem Bahamou, la íntima amiga de Zahra, que, pese a padecer una enfermedad de los senos, también fue torturada antes de ser juzgada. A ella y a otros dos estudiantes el tribunal les impuso 10 meses de cárcel por lanzar "cócteles molotov".

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 24 de enero de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50