Isofotón plantea turnos rotatorios de trabajo entre su plantilla

El Expediente de Regulación de Empleo (ERE) presentado por la empresa malagueña Isofotón, primer fabricante nacional de placas fotovoltaicas, afectará a 713 trabajadores, 649 de ellos de la planta malagueña y los otros 64 de Madrid, que verán suspendidos sus contratos temporalmente. La dirección de la empresa ha alegado que debe frenar la producción para adecuarla al bajo ritmo actual de la demanda y evitar así una acumulación de existencias.

El plan presentado por la compañía se aplicará a lo largo de 2009 y se establecerán turnos rotatorios de forma que cada empleado permanezca un máximo de tres meses sin trabajo. El expediente debe ser aprobado ahora por la Consejería de Empleo, ya que finalmente será la Junta de Andalucía la competente para decidir toda vez que la inmensa mayoría de la plantilla afectada trabaja en la planta de Málaga, donde Isofotón tiene su fábrica principal, ampliada hace apenas dos años.

El consejero de Empleo, Antonio Fernández, se confesó ayer sorprendido por la magnitud del expediente de regulación de empleo, ya que al final afecta al 95% de la plantilla, e insistió en que la administración examinará las razones para el expediente, más aún en una empresa que se ha beneficiado de importantes ayudas públicas en los últimos años. "Entiendo que cualquier empresa pueda verse afectada por la crisis financiera, pero la intensidad de la medida adoptada invita a que se analicen aspectos como la gestión de la empresa, teniendo en cuenta que ha estado sostenida por fondos públicos durante mucho tiempo", explicó el consejero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0023, 23 de enero de 2009.

Lo más visto en...

Top 50