El PSOE expedienta a sus consejeros desobedientes

La dirección federal del Partido Socialista abrió ayer un expediente informativo a Francisco Pérez, el consejero de Caja Madrid que el viernes votó en contra de la posición oficial de la formación. Los socialistas abogaban por mantener el statu quo en la entidad con el objetivo de garantizar la estabilidad de la misma, lo que significaba votar a favor de la propuesta de aplicar la nueva Ley de Cajas cara al proceso electoral previsto. El PSOE expedientó también a Antonio Romero, miembro del consejo de administración de la caja, que el lunes también se saltó la disciplina de voto de su partido.

Ambos consejeros tendrán ahora que explicar la razón por la cual no respetaron el criterio asumido tanto por la ejecutiva federal del partido, como por la dirección del Partido Socialista de Madrid respecto a Caja Madrid.

"Tanto Antonio Romero, como Francisco Pérez deben explicar qué intereses les han guiado para cambiar su voto en el caso de que los haya", explicó ayer el secretario de Economía del PSM, Antonio Carmona, quien insistió en que los socialistas serán "muy duros" con aquellos que "han incumplido una ley y también han quebrado el criterio del partido".

Uno de los expedientados, Francisco Pérez, que fuera jefe de gabinete de Rafael Simancas -anterior secretario general de los socialistas madrileños- aseguró sentirse "apenado" por la decisión de su partido y dejó claro que los propios estatutos de la caja le obligan "a ser independiente" en sus decisiones como miembro de la Comisión de Control de Caja Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 17 de enero de 2009.

Lo más visto en...

Top 50