Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alta ingeniería para la Torre del Fang

La masía catalogada del puente de Espronceda quedará sustentada mientras bajo ella se construya el túnel del AVE entre la Sagrera y Sants

Al final, a la Torre del Fang -una masía de la Sagrera con dos fachadas que datan del siglo XIV- no se le tocará ni una sola piedra pese a que justo en su vertical se construirá el túnel del AVE que tiene que llegar hasta Sants. El Adif -el gestor de infraestructuras que hace los trabajos del tren de alta velocidad- ha optado por modificar el proyecto de manera que toda la estructura de la torre -con tres fachadas que forman una U- quede sustentada mientras bajo ella se horada la tierra, primero, para que se construya el túnel por el que se introducirá la tuneladora, y después, para que circule el tren. Será el único edificio bajo cuyos cimientos pasará el AVE. El resto del trazado se hace bajo calzada, primero por la calle de Mallorca y luego por la de Provença.

La salvación -los vecinos de la Sagrera reivindicaron que se respetara la torre, que en los últimos años acogió los servicios de normalización lingüística y el centro de recursos pedagógicos de Sant Martí- consistirá en una compleja intervención de ingeniería que costará 4,3 millones de euros. La torre se sustentará mediante un sistema similar al utilizado para conservar la fachada de la plaza de toros de las Arenas. Los trabajos empezarán en febrero y deben estar listos en septiembre, cuando la tuneladora empezará a perforar el túnel. Al final, los cimientos de la Torre del Fang -que estuvo a punto de venirse abajo a principios de los ochenta- descansarán sobre la losa que cubrirá el túnel del tren.

Inicio de la perforación

Actualmente la tuneladora se está construyendo y está previsto montarla justo entre el puente del Trabajo y el de Espronceda en los meses de julio y agosto. En septiembre debería empezar a perforar hacia Sants, según el calendario explicado ayer por el presidente del Adif, Antonio González Marín.

A lo largo de este año también serán evidentes en la ciudad los trabajos en cinco pozos de extracción de tierras.

En cambio, la salida de la tuneladora no será tan aparatosa, ya que no supondrá cortar completamente la calle de Numància y las avenidas de Roma y Tarradellas. Eso se ha evitado desplazando la salida de la máquina a la altura de la cárcel Modelo, al final de Provença, en forma de rampa.

Mientras, casi todos los 534 edificios al pie del trazado del túnel -unas 2.500 viviendas- ya han sido inspeccionados por los técnicos del Adif y se ha iniciado la colocación de sensores en el lado de la Sagrera. El único edificio en el que no se ha entrado todavía es el templo de la Sagrada Família.

"Armonía" con el templo de la Sagrada Família

El trato entre los responsables del Adif y los de la Sagrada Familia fue definido ayer por el presidente del gestor ferroviario, Antonio González Marín, como de "relaciones armónicas". Es decir, los técnicos del templo y los que desarrollan el proyecto del AVE mantienen reuniones y se intercambian estudios del subsuelo y de cimentación con vistas a afrontar el paso del túnel.

Sin embargo, la postura oficial del patronato de la Sagrada Familia no se ha movido ni un ápice y todavía esperan que la Audiencia Nacional -a la que han recurrido por segunda vez en demanda de la suspensión de las obras del túnel- les dé la razón.

Los técnicos de una empresa de ingeniería contratada para determinar si es necesario levantar un muro pantalla para proteger los cimientos del templo en la calle de Mallorca ni siquiera han podido entrar en el templo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de enero de 2009

Más información