Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El conflicto de Oriente Próximo

Moratinos asegura que Hamás se acerca al plan de paz egipcio

Los islamistas aún ponen condiciones

La noticia de que Hamás aceptaba, aunque fuera con condiciones, la propuesta egipcia de alto el fuego en Gaza sorprendió al ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, a la salida de su entrevista con el primer ministro israelí, Ehud Olmert. Cuando ya se marchaba el jefe de la diplomacia española, llegaban a la oficina del primer ministro los titulares de Defensa, Ehud Barak, y Asuntos Exteriores, Tzipi Livni, así como el general Amos Gilad, para discutir la respuesta que este último llevará hoy a El Cairo en nombre de Israel.

Pero en las breves declaraciones que hizo en la residencia del cónsul español en Jerusalén, Moratinos no podía ocultar su satisfacción. El objetivo de la frenética gira que inició el pasado lunes en El Cairo se había cumplido. Al menos, en parte. "Con otros actores hemos contribuido a facilitar el apoyo de Hamás a la iniciativa egipcia", dijo. A juzgar por "la voluntad política" manifestada por sus interlocutores, Moratinos expresó su confianza en que la aceptación por parte israelí también estuviera próxima. Moratinos telefoneó ayer por la tarde a su homólogo sirio, Salid al Moallen, y al mediador turco en Damasco, Ahmed Davutoglu, quienes le confirmaron que Hamás había dado su "acuerdo de principio" al plan egipcio, incorporando algunas propuestas de la iniciativa turca.

Antes de regresar a Madrid, Moratinos acudió a Ramala para informar de sus gestiones a los responsables de la Autoridad Nacional y, en especial, al presidente Mahmud Abbas.

Moratinos insistió en que España no ha jugado el papel de mediador, sino de "facilitador". En efecto, el jefe de la diplomacia española ha sido un mensajero. Pero un mensajero en el lugar adecuado y el momento oportuno. Ayer por la mañana, regresó a El Cairo, donde ya estuvo el lunes, para reunirse con el presidente Hosni Mubarak y con el jefe de los servicios secretos egipcios, el general Omar Suleiman.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de enero de 2009