Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior investiga la nueva plataforma electoral 'abertzale'

El ministro dice que será impugnada si se encuentran evidencias

Las Fuerzas de Seguridad del Estado han abierto ya una investigación, a instancias del Ministerio del Interior, sobre la nueva plataforma D3M (Demokrazia 3.000.000) formada por ex miembros de Batasuna y presentada el pasado sábado en Bilbao.

Policía y Guardia Civil investigan el acto en el que los abertzales anunciaron su intención de recoger firmas para constituirse en una agrupación de electores para concurrir a las autonómicas vascas del próximo 1 de marzo. De la investigación puede deducirse una actuación judicial por desobedecer las sentencias de disolución de Batasuna y medidas para aplicar la Ley de Partidos e impedir su presencia en las elecciones vascas.

De hecho, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, aseguró ayer que D3M será impugnada en cuanto existan "evidencias" de que pretende dar cobertura en las instituciones a "quienes apoyan la violencia o a quienes la practican". El presidente del PP, Mariano Rajoy, recordó ayer al Gobierno que para contar con su pleno apoyo en la lucha antiterrorista debe impedir que "listas blancas o negras" de ETA estén presentes en las elecciones vascas.

El ministro aseguró que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado trabajan desde hace tiempo para que no se produzca "ninguna burla" a la Ley de Partidos. "Se puede ser independentista con uñas y dientes y presentarte a las elecciones. Lo que no puedes es apoyar la violencia, ni a quienes la practican", añadió.

Entre los que presentaron el sábado la nueva plataforma hay dirigentes de Herri Batasuna en los años noventa como Itziar Aizpurua o Julen Aginako, cargos públicos o alcaldes de las también formaciones ilegalizadas por el Tribunal Supremo (Euskal Herritarrok o ANV) como Juan Manuel Erasun, Miren Legorburu, Patxi Marta y Unai Urruzuno. Actuaron como portavoces Itziar Lopategi, miembro del sindicato abertzale LAB y cara visible de la plataforma anulada en las elecciones a Juntas Generales (parlamentos provinciales) AuB en 2003, y Amparo Lasheras, ex portavoz del grupo Gasteiz Izan en los comicios locales de 2003, también anulada por el Tribunal Supremo.

El fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, aseguró que ya se han dado "las órdenes oportunas la pasada semana para que los tres cuerpos de Seguridad, Policía Autónoma Vasca, Guardia Civil y Policía Nacional, activen al máximo las investigaciones" de cara a posibles candidaturas que pueda presentar la izquierda abertzale. "Cualquier candidatura que constituya un sucedáneo de Batasuna será impugnada por el Ministerio Fiscal", aseguró.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de enero de 2009