Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ateos de Madrid quieren alquilar buses urbanos para promocionarse

Era cuestión de tiempo. El bus ateo quiere circular por Madrid este mes. La Asociación Madrileña de Ateos y Librepensadores (AMAL) intenta alquilar dos autobuses urbanos para que circulen durante 15 días desde el próximo 26 de enero por la ciudad con un enorme cartel y la siguiente frase: "Probablemente dios no existe, así que deja de preocuparte y disfruta de la vida". Ya han iniciado los contactos con la Empresa Municipal de Transportes (EMT), pero aún no hay respuesta, explica Luis Vega, presidente de AMAL, que retomará la negociación hoy.

Si prospera su solicitud de los ateos madrileños, unidos en una asociación con más de 200 miembros y otros tantos simpatizantes, Madrid será la segunda ciudad española en secundar una campaña que empezó en Londres y que ha prendido también en Washington. En Barcelona, dos autobuses urbanos lucirán el mismo cartel a partir del 12 de enero. La empresa de transporte público TMB permitió la inserción de publicidad, una decisión que fue respondida por el Arzobispado de Barcelona con un comunicado donde consideraba que es compatible ser creyente y disfrutar de la vida.

Se admiten donativos

La campaña barcelonesa ha costado 2.200 euros. El dinero procede de donaciones a una cuenta de La Caixa (2100-1099-48-0100432655) con las que también pagarán la publicidad madrileña y otra campaña en Valencia. Hasta anoche habían conseguido 6.411 euros. En la web www.busateo.org ofrecen la recaudación al día y muestran varios montajes de cómo quedaría en cartel en un autobús madrileño. También recogen comentarios, como el de un internauta que saluda desde Torrejón de Ardoz tras dejar un donativo de 20 euros: "Ya es hora de que los ateos nos hagamos más visibles" u otro que sugería recaudar fondos para "colocar dos grandes anuncios en la Plaza de Colón con el susodicho lema, tan grandes como lo que montan los obispos", en alusión a las manifestaciones en defensa de la familia.

La campaña persigue dos objetivos, según Albert Riba, fundador de la Unión Ateos y Librepensadores, la asociación a nivel nacional. Hacer el ateísmo más visible y promover "que la gente piense para que no tome las decisiones por costumbre sino después de reflexionar, porque cada uno tiene derecho a pensar lo que quiera".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de enero de 2009