Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El conflicto de Oriente Próximo

La UE pide un alto el fuego permanente

La UE pidió ayer un alto el fuego permanente y el acceso de la ayuda humanitaria a Gaza en un intento de detener una carnicería de bajas civiles calificada de estremecedora e inaceptable en Londres. Para facilitar la intervención humanitaria, los Veintisiete estaban dispuestos a enviar observadores al paso fronterizo de Rafah, entre Gaza y Egipto, abandonado en junio de 2007 como reacción de condena a la toma del poder de Hamas en la franja.

Bernard Kouchner convocó a los ministros de Exteriores de la UE para dar fuerza al plan de intervención de la presidencia francesa. "Todos estamos de acuerdo en ello, no hay diferencias", declaró el jefe de la diplomacia gala en televisión mientras se redactaba el comunicado final de la reunión. "Deseamos un alto el fuego, que sea permanente, que sea respetado, con acceso de la ayuda humanitaria, porque las víctimas son numerosas y hay que socorrerlas. Luego habrá que volver al proceso de paz"

Antes de la cita, el jefe de la diplomacia gala había hablado en un par de ocasiones sobre el asunto con el ministro israelí de la Defensa, Ehud Barak. También los representantes del cuarteto para Oriente Próximo (ONU, EE UU, UE y Rusia) habían mantenido una videoconferencia con el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon.

La UE es el primer donante mundial de ayuda a Palestina (73 millones este año, algo más de la mitad para Gaza), como recordó ayer la Comisión Europea en un comunicado en que se mostraba "extremadamente preocupada por la suerte de los civiles en la franja de Gaza", pero no tiene suficiente ascendiente político en la región ante el permanente recelo de Israel. "Queremos que la Unión Europea se muestre activa", reiteró Kouchner. "Para eso hace falta que podamos acceder a las víctimas. No durante unos días, no durante unas horas".

París va a utilizar también sus buenos oficios con el presidente de Siria para pedirle que solicite a su aliado Irán una intervención sobre su protegido Hamas. Nicolas Sarkozy recibirá mañana a la ministra israelí de Exteriores, Tzipi Livni.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 31 de diciembre de 2008