_
_
_
_
_

El comercio se opone a rotular en gallego por ley

La Federación Gallega de Comercio (FGC) utilizará "todos los medios legales", sin descartar la vía judicial, si en la nueva Lei de Comercio se les obliga a rotular los establecimientos y precios en gallego, como dice uno de los artículos del borrador de la normativa que tramita la Consellería de Industria. Así lo avanzó el presidente de la FGC, José María Seijas, quien no dudó en afirmar que tal y como está redactado el artículo del gallego "es perjudicial para el comercio".

De hecho, la Federación ya presentó "todos los escritos que tenía que hacer", para oponerse a la parte que alude a la obligatoriedad del gallego. Pero Seijas insistió en que si el texto llega así a la tramitación, no dudarán "en agotar todas las medidas legales que se puedan emprender", contra la obligatoriedad del gallego. "Los comerciantes, y eso lo tenemos demostrado, defendemos el gallego", apuntó Seijas, quien precisó que a lo largo del año realizan "muchas cosas para potenciar este idioma".

El presidente de la FGC sostiene que los comerciantes "tienen que hablar" en el idioma del consumidor, y exigen "libertad" para rotular "lo mismo en gallego que en castellano". Ésta es la gran discrepancia que mantienen con la consellería en la elaboración de una ley "que ha incorporado muchas cuestiones que previamente se trasladaran desde el sector".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_