Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez imputa a los autores del montaje contra el abogado que acusa a Fabra

Reabierta la investigación del intento de soborno al letrado José Luis Vera

El titular del Juzgado de Instrucción 14 de Valencia ha admitido a trámite el recurso del abogado José Luis Vera contra los dos supuestos periodistas de Intereconomía que tendieron una trampa al letrado que ejerce de acusación en el caso Fabra. El juez reabre así la investigación y llama a declarar en calidad de imputados por un presunto delito de revelación de secretos a los dos individuos que se hicieron pasar por empresarios y que llevaban acreditaciones del grupo Intereconomía cuando fueron detenidos por la policía el día 4 de noviembre en Valencia. Uno de ellos es José Antonio Expósito, el guardaespaldas que se ocupó de proteger a los tránsfugas socialistas Eduardo Tamayo y María Teresa Sáez tras impedir el acceso del PSOE al Gobierno de la Comunidad de Madrid. Expósito fue contratado, poco después, por Intereconomía. Además, el juez ha reclamado que entreguen las cintas en las que se grabó el encuentro con el letrado. El abogado presentó el recurso después de que este mismo juez que ahora lo reabre decidiera su archivo.

Los dos supuestos periodistas deben entregar al juez la grabación

El caso comenzó a principios de noviembre cuando Vera recibió una propuesta de asesoramiento procedente de dos supuestos empresarios. Ambos concertaron un encuentro en el que alegaron haber acudido a él por recomendación y con el objetivo de asesorarles en la implantación de su negocio en Valencia. Pero Vera sospechó y antes de la cita comprobó que el nombre de la empresa no figuraba en el registro y que era falsa su supuesta dirección postal. Puso los hechos en conocimiento de la policía, que montó un dispositivo de vigilancia. Durante el encuentro, le preguntaron por el caso Fabra y llegaron a decir, con intención de sonsacarle, que "ya es hora de que le metamos en la cárcel", aunque el letrado les explicó su obligación de no aportar datos sobre el asunto. Finalmente, uno de ellos le ofreció un "detalle para su esposa", un anillo de oro y supuestos diamantes que Vera rechazó, momento en el que intervino la policía.

"Ante el cerco judicial, el PP no puede dejarlo caer, no vaya a ser que haga mucho ruido", alegó el propio Vera después de señalar al presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, o a alguien de su entorno como posibles responsables del montaje.

No era la primera vez que los supuestos periodistas de Intereconomía irrumpían en defensa deCarlos Fabra. En septiembre, cuatro personas con cámaras y micrófonos asistieron a un pleno de la Diputación de Castellón tras el que trataron de boicotear el acceso de los periodistas a Fabra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de diciembre de 2008