Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP se queda solo reprobando a Moratinos

Todos los grupos, salvo el PSOE, critican la financiación de la cúpula de Barceló

El PP no logró sumar ayer el voto de ningún otro partido a su reprobación contra Miguel Ángel Moratinos por la cúpula de Miquel Barceló en una sala de la sede de la ONU en Ginebra. La reprobación de ministros en el Congreso no tiene regulación legal y sólo posee un significado político simbólico para desgastar a un miembro del Gobierno y para poner el foco sobre una polémica.

El PP puede conformarse con haber tenido el respaldo de todos los demás grupos, salvo el PSOE, en la crítica a la forma en la que se gastaron cinco millones de euros de dinero público, 500.000 de ellos de los Fondos de Ayuda al Desarrollo. Y el ministro de Exteriores puede incluir en su currículum ser el primero que ha salvado dos mociones de este tipo: una en la anterior legislatura por vincular a José María Aznar con una intentona golpista en Venezuela y la de ayer.

Esta vez el diputado del PP Gonzalo Robles dejó de lado el criterio artístico -su compañero Jorge Moragas habló recientemente de "gotelé millonario"- y se centró en la financiación. Según Robles, es "inmoral", "irregular" e "ilegal" que se utilicen esos fondos y que se haga través de una fundación privada para evitar la transparencia y concurrencia. Todos, salvo el PSOE, arremetieron contra el Gobierno, pero consideraron que no es motivo para la reprobación. Y la mayoría aprovechó para reprochar al PP que también diera en su etapa de Gobierno un uso flexible a esos fondos, desviándolos de la cooperación hacia créditos al comercio. Así, Jordi Xuclà (CiU) habló de "falta de reflejos del Gobierno", "confusión", "falta de transparencia" y "zona oscura"; Aitor Esteban (PNV) se preguntó si es "estético" el uso de esos fondos y habló de "escarnio"; Gaspar Llamazares (IU-ICV) habló de "error político y estético" y Carlos Salvador (UPN), de "irregularidades".

Sólo Elena Valenciano (PSOE) defendió la gestión del ministro, que se encontraba en Rusia, acusando al PP de una "oposición errática". Aseguró que no se usó "ni un solo euro de ayuda al desarrollo", explicó que es una partida para colaborar con organismos internacionales y pidió que se felicite a Moratinos porque España es el séptimo en ayuda al desarrollo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de diciembre de 2008